Consiguen que los dientes vuelvan a crecer y sustituyan las piezas perdidas

Imagínese que le sustituyen sus propios dientes por un diente cultivado en un laboratorio. No sólo sería más asequible que hacerse una corona o un empaste, sino que también tendría la opción de vivir sin dentadura postiza. Esto es exactamente en lo que están trabajando los científicos: crear sustitutos viables para los dientes perdidos con sus propias células.

DALL·E 2022 11 03 11.09.59 Consiguen que los dientes vuelvan a crecer y sustituyan las piezas perdidas

Científicos británicos han descubierto una nueva forma, más barata, de reemplazar los dientes perdidos o hacer crecer de nuevo los dientes enfermos.

Los dentistas siempre han podido sustituir los dientes perdidos, pero el proceso es largo y caro. Además de sus métodos, que utilizan dientes de donante e implantes dentales, los científicos británicos han descubierto una nueva forma de regenerar molares enfermos o perdidos utilizando células madre. El tratamiento podría estar disponible dentro de cinco años a un coste de unas 800 libras por diente, mucho menos que el precio actual de los implantes dentales, que oscila entre las 2 y 3 mil libras.

¿Qué es un diente?

Un diente es esencialmente lo que mantiene unida la boca: está formado por tejido duro (esmalte) cubierto por tejidos blandos (dentina). La parte más dura es el esmalte, que protege contra las caries; la dentina proporciona fuerza y elasticidad para que nuestras mandíbulas no se rompan como ramitas cuando comemos algo duro, como fruta o frutos secos.

Los científicos han implantado en las encías de los ratones dientes cultivados en el laboratorio y han conseguido que crezcan molares de sustitución totalmente formados que funcionan igual que los dientes naturales.

Según un nuevo informe, los científicos han implantado dientes cultivados en laboratorio en las encías de ratones y han conseguido que crezcan molares de sustitución completamente formados que funcionan igual que los dientes naturales.

La investigación, publicada hoy (16 de octubre) en la revista Nature Biotechnology, demuestra que los científicos pueden cultivar tejidos y órganos humanos a partir de células madre. En este caso, los investigadores hicieron crecer un diente a partir de células madre extraídas de la boca del propio paciente.

“El modo en que lo hicimos es tomando células de la pulpa dental, que son células madre presentes en la pulpa dental -el tejido blando del interior del diente-, y las cultivamos para convertirlas en células epiteliales [de la piel]”, explicó a Live Science el autor del estudio, Takanori Takebe. “Luego pusimos esas células epiteliales en placas de poliestireno en placas de cultivo”.

Se están investigando implantes dentales “personalizados”, así como cartílagos, vasos sanguíneos y huesos.

El uso de células madre está todavía en una fase inicial, pero podría utilizarse para regenerar dientes y sustituir los que faltan.

La mejor forma de regenerar dientes sigue siendo utilizar células madre del propio paciente.

La mejor manera de regenerar los dientes sigue siendo utilizar las células madre del propio paciente. Las células madre son células que pueden dividirse y renovarse. Están presentes en el cuerpo y pueden utilizarse para cultivar nuevos tejidos. También se encuentran en la sangre del cordón umbilical.

El problema de utilizar células madre adultas o donadas es que pueden no ser capaces de diferenciarse en todos los tipos celulares necesarios para la regeneración del tejido que se está reparando, como el tejido óseo o el ligamentoso, por lo que es necesario investigar más antes de poder utilizarlas con seguridad y eficacia en la práctica clínica

Los investigadores utilizaron un pequeño trozo de mandíbula para obtener toda la información que necesitaban para reconstruir un nuevo diente.

Los investigadores utilizaron una pequeña cantidad de hueso de la mandíbula del propio paciente para crear un andamio, en el que las células madre crecerían y darían lugar a nuevos dientes. El andamio se fabricó con una impresora 3D y se implantó en su mandíbula. Una vez curado, tenía dos dientes nuevos que parecían y funcionaban como los naturales.

Esta podría ser una nueva forma de tratar a las personas con dientes rotos y perdidos debido a diversas enfermedades y trastornos.

Si eres un paciente con diabetes, anemia o cáncer y has perdido algunos de tus dientes, esta noticia es para ti. Puede ser posible volver a hacer crecer sus propios dientes utilizando células madre extraídas de sus encías. Aunque este tratamiento aún está en sus primeras fases de desarrollo, tiene el potencial de convertirse en una alternativa más barata a los implantes dentales que podría ayudar a quienes padecen enfermedades como la diabetes, la anemia y el cáncer.

Conclusión

Estamos deseando ver qué nos depara el futuro en cuanto a la regeneración y sustitución de dientes. Esperemos que algún día podamos recuperar todos nuestros dientes, incluso cuando se caigan de forma natural.

Deja un comentario