¿Cómo se miden las pantallas?

Cuando vayas a comprar un nuevo televisor o monitor de ordenador, es importante que sepas cómo se miden esos aparatos. Así podrás asegurarte de que la pantalla es lo suficientemente grande para tus necesidades, y también averiguar si cabrá o no en el espacio donde quieres instalarla.

Las pantallas de televisión se miden por la longitud diagonal de una esquina a otra de la pantalla.

Seguro que has oído el término «diagonal» para describir la pantalla de un televisor. La medida diagonal se refiere a la distancia de una esquina de la pantalla a otra o, en otras palabras, a la longitud de una línea que va desde una esquina de su televisor hasta la esquina opuesta.

La medida diagonal se utiliza a menudo cuando se habla de televisores y monitores de ordenador porque es una forma fácil de que las personas que no están familiarizadas con la electrónica (como yo) entiendan el tamaño de algo sin tener que medirlo ellas mismas. Por ejemplo: si sabes que tu televisor tiene una diagonal de 22 pulgadas y quieres comprar un mueble nuevo para él, pero no sabes qué tamaño de mueble encajará mejor debajo, no te preocupes. Lo único que tiene que hacer es averiguar la profundidad de cada mueble midiendo su profundidad a ambos lados (podrá encontrar esta información en Internet o en las tiendas) y luego comparar esas medidas con las suyas actuales; si son similares, ¡adelante, cómprelas!

Las pantallas de ordenador se miden por la longitud diagonal desde una esquina de la pantalla a otra, como los televisores.

Las pantallas de ordenador se miden por la longitud diagonal de una esquina a otra de la pantalla, al igual que los televisores. La medida se toma de borde a borde y no incluye ningún bisel o marco que pueda rodear la pantalla.

Cuando veas una pantalla de ordenador descrita como «14 pulgadas», en realidad significa 14 pulgadas de esquina a esquina en diagonal a través de la pantalla. Esto es diferente de cómo se miden normalmente los televisores, que se conoce como su medida diagonal (y por lo tanto se refiere a un televisor de «40» pulgadas).

Los monitores de ordenador tienen una relación de aspecto estándar: 16:9 o 4:3, es decir, son más anchos que altos o más altos que anchos.

La relación de aspecto de una pantalla de ordenador o de televisión es la relación entre su anchura y su altura.

La relación de aspecto de una pantalla de ordenador o televisión es la relación entre su anchura y su altura. La relación de aspecto de todas las pantallas de ordenador y televisión se escribe siempre con la anchura en primer lugar, de modo que, por ejemplo, una pantalla 4:3 tiene una relación de aspecto de 4/3, es decir, 1,3333.

Por ejemplo, una pantalla de 16×9 es aquella en la que cada fila tiene 16 píxeles y cada columna 9.

La relación de aspecto de una pantalla es la medida de una esquina a la esquina opuesta. Por ejemplo, una pantalla de 16×9 es aquella en la que cada fila tiene 16 píxeles y cada columna 9.

Las relaciones de aspecto están estandarizadas por organizaciones de estándares industriales como VESA o DIN para monitores de ordenador y televisores, respectivamente. Se utilizan para que el dispositivo no sea demasiado grande o pequeño para el uso al que está destinado (por ejemplo, ver películas en el ordenador).

La relación de aspecto de todas las pantallas de ordenador y de televisión se escribe siempre con la anchura en primer lugar.

Cuando busques una pantalla, es importante que sepas cuál es su relación de aspecto. La relación de aspecto de todas las pantallas de ordenador y de televisión se escribe siempre con la anchura en primer lugar. Así, si miras las especificaciones de un monitor de ordenador, la relación de aspecto será algo así como 20:9 o 16:9; en el caso de los televisores, puede ser 21:9 o 16:9. Cuando veas estos números por escrito, tendrán el aspecto de dos puntos (20) seguidos de un espacio ( ) seguido de otros dos puntos y otro espacio ( ).

Si una pantalla de ordenador o de televisión tiene una relación de aspecto de 16:9, significa que pueden caber 16 filas una al lado de la otra, y que la altura de 9 filas es igual a la anchura de 16 filas.

La relación de aspecto se refiere a la anchura de una pantalla en comparación con su altura. Este número puede expresarse como dos números distintos: el primero representa las filas verticales de píxeles (como en 16:9), y el segundo representa las filas horizontales de píxeles (como en 9/16).

Si una pantalla de ordenador o de televisión tiene una relación de aspecto de 16:9, significa que pueden caber 16 filas una al lado de la otra, y que la altura de 9 filas es igual a la anchura de 16 filas.

Las pantallas de ordenador y TV se miden en pulgadas en diagonal, por la relación de aspecto altura x anchura, y filas x columnas.

Al final, es importante recordar que no hay reglas fijas cuando se trata del tamaño de la pantalla. La mejor manera de decidir el tamaño de un monitor es teniendo en cuenta cuántos monitores necesitas, qué tipo de software vas a utilizar y para qué tipo de programas han sido diseñados. Si buscas una guía fácil, sigue estos sencillos consejos:

  • Si se trata de un ordenador de sobremesa o un portátil, compre al menos una pulgada más grande que su pantalla actual.
  • Si se trata de una pantalla de televisión, opte por una de al menos 60 pulgadas, si es posible (a menos que esté montada en la pared).

Conclusión

Las medidas de las pantallas de ordenador y de televisión son muy similares. Lo más importante es recordar que la anchura de la pantalla es lo primero en cualquier relación de aspecto. Por ejemplo, si quisieras saber cuántos píxeles hay en una pantalla de 16×9 con una relación de aspecto de 16:9, sólo tendrías que multiplicar esos dos números para obtener 2560 píxeles por fila.

Deja un comentario