¿Cómo hacían fuego en la prehistória?

El fuego es un hito importante en la historia de la humanidad. Nos ayuda a cocinar nuestros alimentos, nos proporciona calor para nuestro refugio y nos da luz durante la oscuridad de la noche. Pero, ¿cómo encontraron el fuego los pueblos prehistóricos cuando nadie había inventado aún las cerillas?

Frotando

  • Frotar palos para crear fricción es el método más antiguo para encender un fuego. Se llama «frotar» porque se frotan dos trozos de madera para generar calor y finalmente encender una llama.
  • Este método fue utilizado por muchos humanos primitivos, incluidos los neandertales y el Homo erectus (la primera especie humana conocida). Los primeros utensilios para frotar probablemente estaban hechos de hueso o asta, pero hoy en día se puede utilizar cualquier tipo de palo de madera dura o de plástico, siempre y cuando tenga una longitud aproximada de 3 a 6 pulgadas.
  • No deberías usar maderas blandas como el pino o el cedro porque son demasiado frágiles; sin embargo, estos tipos de madera pueden usarse si estás intentando hacer tela de carbón (un trozo de tela carbonizado que ha sido empapado en grasa), que es necesario para ciertos tipos de situaciones de supervivencia, como las condiciones húmedas en las que las cerillas pueden no funcionar lo suficientemente bien para encender el fuego rápidamente antes de que aparezca la hipotermia.

Compresión

El fuego por compresión es el método más antiguo que se conoce para hacer fuego y es utilizado por muchos grupos primitivos en la actualidad. La técnica consiste en utilizar dos palos, uno más largo que el otro. El palo largo se coloca verticalmente en un pequeño agujero en el suelo. El palo corto se coloca horizontalmente sobre él, con su extremo afilado apoyado sobre el extremo inferior del palo mayor. Un trozo de yesca, como una fibra vegetal fácilmente inflamable o una hoja de pluma (como las que se encuentran en las plantas de cola de gato), se coloca entre estas dos piezas y se separa rápidamente en direcciones opuestas hasta que la fricción haga saltar chispas de un extremo de la piedra de pedernal al manojo de yesca, que debería estallar en llamas si se hace correctamente.

Este método requiere mucho esfuerzo y tiempo porque hay que seguir golpeando las rocas hasta que produzcan suficiente calor para la ignición; sin embargo, ¡no hay que desesperar! Hay otras formas de hacer fuego además de usar piedras.

Uso del fuego natural

El primer fuego natural que se produjo fue la fricción de madera contra madera. Por eso se le llama fuego por frotamiento, porque se frotan dos trozos de madera hasta que se incendian. Luego se puede utilizar esa llama para crear herramientas y armas de piedra o hueso.

Fuego por fricción

El fuego por fricción era otra forma de hacer fuego. Este método consistía en frotar dos palos para crear calor y chispas. El uso de piedras de fuego, el arco y el taladro, o el arado de fuego son todas las formas en las que se han hecho fuegos de fricción a lo largo de la historia. La forma de hacer un fuego por fricción consiste en poner la leña en una muesca en forma de V en el suelo o en un pozo y crear fricción entre dos palos hasta que la madera se prenda fuego.

Frotar dos palos puede ser un trabajo duro. Pero con paciencia y perseverancia, al final lo conseguirás.

Uso del aire

El uso del aire para crear fuego en una cueva de Francia.

El uso del aire para crear fuego en una cueva en Francia durante el Paleolítico.

El descubrimiento del fuego es un hito importante en la historia de la humanidad.

El descubrimiento del fuego es un hito importante en la historia de la humanidad. Es increíble pensar en la cantidad de cosas que podemos hacer con él, lo que hace aún más sorprendente que no haya existido siempre. También es sorprendente la cantidad de usos que ha tenido el fuego a lo largo de los años, desde cocinar y calentar la casa hasta ahuyentar a los animales o fabricar herramientas. Puede que hoy demos por sentado este elemento básico, pero hubo momentos en los que encontrar una nueva forma de fabricarlo o encontrarlo era esencial para la supervivencia.

Conclusión

Hemos visto que el descubrimiento del fuego es un momento decisivo en la historia de la humanidad. Nos proporcionó una forma de protegernos de los depredadores e hizo posible cocinar. Nos permitió calentarnos en las noches frías, lo que ayudó a mantener nuestros cuerpos sanos. El fuego también desempeñó un papel importante en las ceremonias religiosas y los rituales, además de utilizarse como herramienta para cazar o mantener alejados a los visitantes no deseados.

Deja un comentario