Cómo hacer sal de mar de forma casera

Si estás buscando como hacer sal de mar en casa para un proyecto escolar, familiar o para un ahorro económico en casa, en este artículo te mostramos el paso a paso para lograrlo.

Además de aprender a hacer sal de mar en casa, también te mostraremos cómo incluir especias aromatizantes y cuáles pueden ser las más accesibles.

Antes de iniciar con la preparación, es importante que sepas que el sabor de la sal puede cambiar de acuerdo del lugar, el clima y las estaciones que estén activas donde se recoja el agua.

Además, otro factor que puede influir en el resultado final, será el proceso que utilices en su obtención. Continúa leyendo para más detalles…

 

¿Qué necesito para hacer sal de mar en casa?

Lo primero que deberás ubicar para la preparación de sal de mar en casa, serán los ingredientes y utensilios nombrados a continuación:

Baldes o envases

Lo utilizaremos para recoger el agua salada.

 

Agua salada

Esta la puedes encontrar en una playa o algún yacimiento de agua salada cercano a tu localidad. Es recomendable que el agua provenga de una zona aleja a la orilla, con una profundidad aproximada de 1 metro o más. Con esto se busca que el agua esté libre de basura o agentes contaminantes y se pueda obtener una sal más pura.

Gasa o estopilla

Te servirá para eliminar algunos restos de basura del agua.

Tubo de plástico

Servirá para extraer un poco de agua en el proceso.

Olla

Se utilizará para iniciar el proceso de obtención de sal.

Bandeja

Servirá para secar la sal obtenida.

Bolsa de tela

Será empleada en la eliminación de la humedad.

Recipiente para guardar

Servirá para conservar la sal obtenida en el proceso.

Especias aromatizantes

En caso de querer añadir especias aromatizantes te recomendamos emplear cascar de limón, naranja o mandarina rayada. También puedes emplear romero, lavanda, pimentón y hojas o semillas de apio.

 

 

 

Procedimiento para hacer sal de mar en casa

El procedimiento para hacer sal de mar es sencillo. Sin embargo, se recomienda no saltarse ninguno de los pasos para obtener un buen resultado.

Recoger agua salada

En este paso deberás encontrar algún espacio acuático con agua salada natural y libre de contaminación. Lo ideal es ir a alguna playa en un área que no tenga basura. Para obtenerla utiliza el balde o envase del que te hayas provisto.

Recuerda que la cantidad de sal a obtener dependerá del agua que obtengas y la pureza de la misma.

Medida

La medida de referencia será un galón de agua, de la cual podrás obtener entre 1 taza a 1 taza y media de sal.

Filtra o deja reposar el agua

Luego de obtener el agua, deberás dejarla reposar por varios días en un espacio abierto. En caso de que no puedas realizarlo de esta forma, utiliza la gasa o estopilla para filtrar el agua. Para ello debes poner varias capas de la tela y aunque pueda ser más rápido perderás alguna porción de sal.

Extrae la sal del agua

Para extraer la sal necesitaras la olla, allí verterás lo obtenido en el proceso anterior. Luego llévalo a la estufa y calienta a baja temperatura para que se evapore el exceso de agua sin quemarse.

Si deseas acelerar un poco este proceso puedes introducir un tubo de plástico en el agua antes que se caliente y extraerla. Retira la olla de la estufa cuando quede una pulgada de agua.

Secado de la sal obtenida

Lo obtenido en el paso anterior deber ser similar a la arena húmeda. Esta reducción deberás colocarla en la bandeja y ubicar dicho utensilio en un espacio al aire libre con sol, brisa y sin insectos.

En caso de no poder hacerlo de esa forma, deberás utilizar el horno en la mínima temperatura. Sin embargo, de esta forma la sal obtenida tendrá un sabor diferente.

Elimina la humedad

En caso de que aún tenga humedad deberás utilizar la bolsa de tela e introducir toda la sal obtenida. Luego si deseas puedes molerla para lograr una sal más refinada.

Prepara sal de mar con especias

Luego de terminado el proceso de la preparación de la sal de mar en casa, si deseas puedes aromatizarla con algunas de las especias o hierbas nombradas en el inicio.

También puedes crear sales condimentadas para los alimentos, a partir del resultado logrado.

Para esto deberás emplear la medida de 1 cucharada de especias, hierbas o condimentos por cada 1/4 de taza de sal. De igual forma podrás refinarlo en un molino, licuadora o procesador de alimentos antes de incluirlas o después.

Diferencias entre preparación de sal marina casera y comercial

La preparación de sal marina a nivel comercial es mucho mayor. En este proceso utilizan estanques con agua del mar, donde se deja reposar hasta la evaporación del agua.

Para ello se emplean ollas de acero de gran tamaño, en las que calientan el agua hasta evaporarla y producir la sal.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario