Fichas de Ajedrez
Fichas de Ajedrez
Fichas de Ajedrez
Fichas de Ajedrez

Fichas de Ajedrez

Precio habitual €15,06 Guardar €-15,06
/


Si buscas un set de piezas de ajedrez, todoterreno, resistentes y transportables, que aguanten el trajín del día a día, y que ofrezcan todas las ventajas que puedas imaginar,  este kit de fichas de ajedrez de iniciación es tu elección ganadora.


Ideales para principiantes que se adentran por primera vez en el mundo del noble arte del ajedrez, es una decisión ganadora y un “movimiento maestro”.


Este set de fichas de ajedrez, está compuesto por el conjunto completo de 32 piezas de gran calidad y acabado satinado, ideal para iniciación.


Sus medidas contenidas y tamaño compacto lo hacen perfecto para llevar de viaje junto a un tablero de medidas contenidas. Llévate contigo la diversión del ajedrez, al mejor precio y con garantia de fabricante


Fabricadas según especificaciones de la CEE, elaboradas en polipropileno libre de sustancias tóxicas. Debido a su tamaño, se recomienda su uso con niños a partir de 3 años.


Adaptadas a las manos de los pequeños estrategas que quieren dar el salto en el maravilloso universo del juego de estrategia por excelencia.


No pierdas la oportunidad de adquirir este set al mejor precio. Realizamos envíos en 24/48 a territorio nacional. Consulta las condiciones de envío dependiendo de tu zona.


FICHAS DE AJEDREZ HECHAS PARA DURAR


Nos encargamos de que todos nuestros productos pasen las pruebas más exigentes, para garantizar su resistencia y durabilidad, para asegurarnos que tus fichas de ajedrez, te proporcionarán horas y horas de diversión y entretenimiento, sin desgaste ni pérdida de características estéticas.


Más vida para tus piezas de ajedrez, con nuestra garantía de venta.


INICIATE EN EL AJEDREZ CON NUESTRAS PIEZAS


Iniciarse en el mundo del ajedrez, es a la vez dificil, y mágico. Los más pequeños tardarán en comprender los primeros movimientos, pero tras un par de partidas, harán ese click en sus mentes, que los empujará a seguir aprendiendo.


todos sabemos que empezar a jugar al ajedrez es simple. Solo debemos aprender unos pocos movimientos, y, contra más partidas juegas, más complejidad encontramos en él, y esa es la esencia misma que llevará a todo aficionado a la maestría de este histórico juego.


Los expertos pedagogos, maestros en ajedrez, recomiendan que empecemos a enseñar a los más pequeños entre los 3 y los 5 años, solo en los movimientos más sencillos, y sin elaborar demasiadas estrategias. Esta edad es de descubrimiento, y les costará asimilar conceptos complejos. 


podemos introducirles enseñando a matar una sola pieza, proponiendo un solo movimiento como un “pequeño puzzle”. Por ejemplo, presentamos un desvalido peón, ante un caballo. Previamente habremos explicado al niño como se mueve y cómo mata esta pieza. Luego las colocaremos a ambas de forma aislada en el tablero, y le invitaremos a que se “coma” el peón.


De este modo eliminamos ruido externo a la ecuación, y logramos que se concentre en una sola pieza y movimiento. 


Luego la progresión es obvia. introduciremos progresivamente más piezas, hasta llegar a colocarlas todas en su posición inicial de salida, logrando así completar un juego completo.


Este proceso puede llevarnos bastante tiempo,así que nos tocará armarnos de paciencia, pero es la manera más efectiva de iniciar a los más pequeños en el ajedrez.


No debemos olvidar, que el ajedrez es a la vez sencillo y extremadamente complejo, asi que ir paso a paso es importante. Tomate el tiempo que sea necesario. Así, si por ejemplo, se atasca en el movimiento de una pieza, propone situaciones divertidas, y explica batallas épicas para que imagine una situación amena. 


Lograr que se focalice en cada movimiento no será sencillo, aunque recogeremos buenos frutos, que además, serán de transferencia directa a otros campos de su vida, como las matemáticas, la geometría, y le facilitará tareas futuras como el planteamiento y desarrollo de estrategias a largo plazo en su vida diaria.


A medida que domine en mayor grado, el juego, las partidas “normales” y el juego ordinario, empezaremos a introducir estrategias, movimientos conocidos y maneras de pensar y abordar los problemas.


Una buena sugerencia es buscar un libro de problemas de ajedrez, orientado a un público infantil para que empiecen a pensar con la mente de un ajedrecista. Que vean que pueden anticiparse a las decisiones del adversario y que pueden guiarlo al punto que ellos desean.


Los niños por su temprano desarrollo no entienden conceptos como estrategia o plan de actuación, así que es nuestro deber plantearles esta situación como un juego, en el que pueden ganar si llegan a determinado punto, y aquí los libros de puzzles juegan un papel destacado.


Otra manera de despertar el interés del pequeño, es mostrándole videos de niños como ellos jugando partidas de ajedrez - te recomendamos que les enseñes jugadores de ajedrez rápidos, o partidas multijugador, mucho más vistosas e impresionantes-, podemos destacar los valores que ese niño está llevando a cabo, para hacer que el interés del ajedrecista despierte poco a poco. 

Llegados a cierto punto del aprendizaje, podemos buscar algún club o asociación local de ajedrecistas, que permita el ingreso a niños, ya sea en la escuela o como parte del club sin más. 


Eventualmente estos clubs locales o circunscritos a tu región, se inscriben en competiciones de diferente tipo y por zona o nivel, y es una gran oportunidad para que el niño entre en contacto con otras personas aficionadas al ajedrez, y vea, de paso que no solo se juega en su casa o en su entorno, sino que decenas de ajedrecistas comparten su ilusión y afición.


Puede que se de la situación en que el niño o la niña, destaque por sus cualidades, y en ese sentido, debemos ser cuidadosos, ya que podemos poner demasiada presión en ellos, y eso puede producir que pierda el interés o que genere ansiedad. No olvidemos que el ajedrez no es más que un juego, y el objetivo primero y más importante que tiene, es precisamente entretener.


Es nuestra obligación formar a los más jóvenes de manera integral, tanto física, como intelectualmente, y el ajedrez es una forma altamente eficaz de lograr este objetivo.