Ajedrez Cayro

Ajedrez Cayro

Precio habitual €28,11 Guardar €-28,11
/


Clásico entre los clásicos, artífice de miles de horas de entretenimiento, de elucubraciones tácticas  y de ratos mágicos con los más pequeños, el tablero de ajedrez se renueva de la mano del fabricante Cayro.


El tablero de ajedrez Cayro es una elección ganadora si buscamos un acabado limpio y elegante con acabado en madera clara y con las piezas de ajedrez incluidas por el mismo precio. 


Si no quieres pasar horas buscando un tablero, unas piezas y no estas seguro de que calidad vas a recibir, te garantizamos que el set de Cayro, cumplirá tus expectativas sobradamente.


El juego de estrategia número uno en el mundo,d e la mano de un fabricante de contrastada calidad, y todo ello en madera. ¿Se puede pedir más?


Nuestro servicio de atención al cliente atenderá todas tus dudas, para tu mayor satisfacción. 


Envíos a España en 24/48h.


Si eres un apasionado del ajedrez, este tablero en madera y su set clásico de piezas, con un aire renovado, te devolverán las ganas de jugar...Una partida más.



CONVIÉRTETE EN EL PRÓXIMO BOBBY FISCHER


Si nos alejamos de los celebérrimos Karpov y Kasparov, estandartes del ajedrez mundial y ya parte de la historia no solo de la antigua URSS, encontramos figuras ajedrecísticas realmente interesantes, que resultan dignas de estudio.


Una de estas “rockstars” del mundo del ajedrez mundial, fue Robert “Bobby” Fischer.


BREVE BIOGRAFÍA DE UN GENIO ATORMENTADO


Robert “Bobby” James Fischer comenzó su carrera a la edad de 14 años. Durante su carrera, ganaría 8 campeonatos de ajedrez de EE. UU. Llegó a convertirse en el Gran Maestro más joven con tan solo 15 años y, del mismo modo,  en el candidato aspirante más joven a un Campeonato Mundial de Ajedrez. 


En 1970 ganó 20 partidos consecutivos en el “Interzonal de 1970” y en 1972, derrotó a Boris Spassky en un juego muy conocido en la historia del ajedrez moderno convirtiéndose en Campeón Mundial de Ajedrez.


En 1975, no defendió su título debido a que no pudo ponerse de acuerdo sobre las condiciones del partido con la Federación internacional de Ajedrez. Un tiempo más tarde, lamentablemente, se vio envuelto en varias polémicas y conflictos, pero ningún jugador había tenido un margen de talento tan grande entre ellos y sus rivales.


Su estilo de juego hace que su nombre sea uno de los más populares entre los ajedrecistas de todos los niveles.


EL MEJOR JUEGO DE AJEDREZ DE BOBBY FISCHER

Bobby Fischer jugó muchos encuentros de ajedrez realmente geniales y nos es difícil elegir uno solo. 


A pesar de ello, una de las partidas más importantes de su carrera ajedrecística fue la sexta partida de su legendario partido por el Campeonato del Mundo contra Boris Spassky en Reykjavik en 1972.


 Esta fue la “Guerra Fría” que se libró en 64 casillas y, como tal, el interés de los medios fue enorme, se televisó en los EEUU y en la URSS, y se mantuvo en los días previos a los medios en vilo, generando ríos de tinta en varios rotativos. 


Bobby Fischer y su talento desatado, logró poner fin, sin ninguna clase duda, al dominio que la Escuela Soviética de Ajedrez había mantenido hasta ese momento..


FISCHER EN LOS AÑOS 1990-2000


En 1992, Bobby salió de un largo aislamiento para una revancha a cambio de un suculento premio de 5 millones de dólares contra su antiguo némesis, el gran maestro de origen ruso Boris Spassky. 


El partido, que se disputó en en Yugoslavia, conmemoró el 20 aniversario del primer glorioso encuentro de los dos hombres en Reykjavik y el triunfo más glorioso del Sr. Fischer.


Fischer ganó la revancha cómodamente, pero fue una versión más triste y descafeinada de su enfrentamiento en el verano de 1972.


En ese encuentro anterior, Fischer arrebató el campeonato mundial al elegante  Spassky para convertirse en el primer y, hasta ahora, único estadounidense en ganar el título, uno que los jugadores nacidos en la Unión Soviética habían tenido durante 35 años.  Fue un juego elegante y clásico, y en cambio este último fue atropellado, y mucho menos interesante.


ÚLTIMOS AÑOS DE FISCHER Y POLÉMICAS


Después de derrotar a Spassky, Fischer volvió a la reclusión, en parte porque las autoridades de los Estados Unidos lo habían acusado de violar las sanciones económicas contra Yugoslavia y en parte porque su paranoia, antisemitismo pujante y alabanza por los ataques del 11 de septiembre, contrarió a muchas figuras tanto dentro del mundo del ajedrez como fuera de este.


El 13 de julio de 2004, fue detenido en el aeropuerto de Narita en Tokio después de que las autoridades descubrieron que su pasaporte estadounidense había sido revocado. Fischer luchó contra la deportación a Estados Unidos. Estas imágenes dieron la vuelta al mundo y aparecieron en portada de numerosos periódicos de tirada tanto nacional como internacional.


Fischer para esos entonces ya era una auténtica leyenda, con sus luces pero también sus sombras.


El 21 de marzo de 2005, a Fischer se le otorgó la ciudadanía islandesa y en unos días fue trasladado en avión a Reykjavík, el lugar de su encuentro mundialmente famoso con Spassky.


Finalmente, Fischer murió de insuficiencia renal el 17 de enero de 2008 en Reykjavík, Islandia.


Hay que destacar que se han realizado varios libros y películas sobre la vida y la carrera de Fischer.


 El propio Fischer publicó obras como Bobby Fischer enseña Ajedrez “Bobby Fischer Teaches Chess” (1966) y My 60 Memorable Games (1969), mientras que las biografías sobre su figura incluyen entre otras: Endgame: Bobby Fischer's Remarkable Rise and Fall.


El documental Bobby Fischer Against the World, dirigido por Liz Garbus, fue estrenado en 2011.


Pawn Sacrifice, una película que se centra en los partidos de ajedrez de Fischer y la psicología de su genio alocado, se estrenó en septiembre de 2015 en los cines de Estados Unidos.


Una figura crucial para el ajedrez moderno, que combinaba los destellos más maravillosos propios de un Gran Maestro del Ajedrez, con un tortuoso mundo interior que pugnaba por aflorar a la superficie...Un genio torturado que difícilmente podríamos olvidar.