Ajedrez, damas, go, estratégia

Ajedrez y más

El ajedrez es un juego que aporta grandes beneficios a la educación y al desarrollo personal de los niños. Estos beneficios, constatados científicamente por diferentes estudios en prestigiosas universidades, han llevado a las autoridades públicas a incluirlo en las aulas, especialmente desde la recomendación del Parlamento Europeo en 2012 de introducirlo como asignatura reglada en el currículo académico. Esta vertiente educativa del ajedrez se centra en los beneficios cognitivos, socioemocionales y de conducta que reciben los alumnos que lo practican.

Antes de nada, conviene aclarar algunos tabús que se asocian tradicionalmente a este juego. Primero, no es un juego para personas muy inteligentes, al ajedrez puede jugar cualquiera, pero sí estimula la inteligencia. Tampoco es un juego lento, para los que empiezan a practicarlo una partida puede durar entre 5 y 10 minutos (o menos, si podemos ejecutar el jaque pastor). Y por último, hay muchas modalidades, como las partidas rápidas, en las que debemos completar determinado número de movimientos en un tiempo concreto.

Ajedrez

En el juego del ajedrez participan dos personas, cada una con 16 piezas de un color, normalmente blanco y negro. Se juega en un tablero cuadriculado con 8 filas (en sentido horizontal) y 8 columnas (en sentido vertical) que forman 64 casillas, también llamadas escaques. Tienen el mismo tamaño y colores alternativos, que también suelen ser blanco y negro.

Contamos con 6 tipos de figuras de ajedrez: el peón, la torre, el caballo, el alfil, la reina y el rey. Cada una de ellas tiene su propio movimiento, aunque todas, excepto el caballo, se mueven en línea recta, horizontal, vertical o diagonal. Ninguna pieza, también a excepción del caballo, puede saltar sobre las demás (si hay una figura en su camino, bloquea su paso). Tampoco pueden finalizar un movimiento en una casilla ocupada por otra pieza del mismo color. Si, por el contrario, la casilla está ocupada por una pieza  del color del oponente, esta será capturada y retirada del tablero. 

Cualquier pieza puede ser capturada, salvo el rey, ya que el juego termina en el movimiento previo a su captura, el jaque mate. Para llegar al jaque mate el rey debe estar amenazado de forma que no tenga ningún movimiento posible para escapar de esta amenaza.

Movimientos del peón

El peón es la figura más numerosa del tablero y la que tiene menos capacidad de movimiento, junto al rey. Los 8 peones se colocan en la segunda fila, justo delante del resto de piezas, y solo pueden moverse hacia delante (en vertical) una casilla, o dos si se trata de su primer movimiento. Una peculiaridad de esta pieza es que es la única que no captura siguiendo su movimiento, sino en diagonal.

El peón cuenta con dos movimientos especiales y exclusivos: la captura al paso y la coronación o promoción. El primero consiste en la captura de un peón que ha avanzado dos casillas desde la posición original por otro del oponente situado en una casilla junto a ella. En la coronación el peón se sustituye por cualquier pieza que elija el jugador (normalmente la dama) una vez alcance el extremo contrario del tablero.

Movimientos del alfil

Esta pieza se mueve por tantas casillas como pueda siguiendo una línea diagonal que se puede orientar en 4 direcciones si no está bloqueado por otras piezas. Esto condiciona que el alfil siempre se sitúe en cuadrículas del mismo color que la de su casilla al comienzo de la partida. Cada jugador comienza la partida con dos alfiles, uno en una casilla negra y otro en una blanca.

Movimientos de la torre

La torre se puede mover, tanto en horizontal como en vertical, el número de casillas que se desee, siempre que su movimiento no se vea bloqueado por otras piezas. Esta figura participa, junto al rey, en un movimiento especial del ajedrez: el enroque. Es el único movimiento en el que podemos mover dos piezas en un solo turno.

Movimientos del caballo

El caballo es una pieza especial, ya que puede saltar sobre otras figuras y su movimiento no es lineal, sino en forma de L: avanza dos casillas en sentido horizontal o vertical y una en ángulo recto.

Movimientos de la reina

Esta es considerada la pieza más poderosa del juego, ya que se puede mover en vertical, en horizontal o en diagonal, sin límite de casillas, salvo bloqueo por piezas propias o del contrincante.

Movimientos del rey

El rey es una pieza con poca movilidad, solamente puede avanzar una casilla, aunque puede hacerlo en todas las direcciones, de modo que puede ocupar cualquiera de las casillas libres que se encuentren a su alrededor, siempre que no estén amenazadas por piezas rivales. La jugada que ataca al rey con una figura recibe el nombre de jaque y el jugador que lo recibe está obligado a desplazar a su rey en el siguiente movimiento, siempre que exista posibilidad.

Juego go

El go es uno de los juegos de estrategia más antiguos que se conocen, hay referencias en escritos del siglo IV a.C. Tuvo su origen en China y pronto traspasó fronteras, implantándose en otros países como Corea o Japón, donde alcanzó su máxima expansión.    

Habitualmente, se juega sobre un tablero de 19x19, aunque también puede ser 13x13 o 9x9. En la partida participan dos jugadores, el que juega con blancas cuenta con 180 fichas (o piedras), mientras el que maneja las negras dispone de 181 (tendrá una más porque comienza la partida). Estas piezas se van colocando sobre las intersecciones de las cuadrículas que forman el tablero por turnos.

El objetivo del juego consiste en tomar territorio rodeándolo con las fichas, capturando piezas enemigas al rodearlas completamente con las propias, pero siempre con el objetivo de aumentar el tamaño del área controlada. Al final de la partida obtendrá la máxima puntuación el jugador que domine el territorio de mayor tamaño.

Juegos de estrategia

Otro de los juegos de estrategia más antiguos de los que se tienen registros arqueológicos es el backgammon, también conocido en España como tablas reales. 

El objetivo del juego es que cada jugador libere sus 15 fichas antes que el adversario. Se juega con dados, cada contendiente dispone de 2, además de uno compartido con los valores 2, 4, 8, 16, 32 y 64. El tablero consta de 24 triángulos alargados que serán las casillas en las que se colocan las fichas.

Además de los juegos de estrategia tradicionales, el sector de los juegos de mesa ofrece una enorme variedad de juegos que disfrutan de gran popularidad. Entre ellos destacan el Risk, juego de conquistas con diferentes escenarios; el Carcassonne, con muchas modalidades desde su aparición en el año 2000; o el Catán, juego de gestión de recursos que ha obtenido numerosos premios del sector.

 

Jugar al ajedrez y a otros juegos de estrategia aporta numerosos beneficios al jugador, puede elevar el cociente intelectual, ayuda a prevenir el alzheimer y otras patologías neuronales, estimula la capacidad de análisis e incentiva la creatividad y la memoria. Son juegos divertidos que cualquier persona puede practicar y están especialmente recomendados por pedagogos para la educación de los niños.


4 artículos

4 artículos