Clonación

La clonación es un proceso de manipulación genética para replicar a un organismo vivo, y cuya importancia no se conoce a cabalidad aún a día de hoy. El término describe a un cúmulo de procesos aplicados al material copiado, cuya composición genética es la misma que la del original.

Así, se genera un clon. Ciertos investigadores y científicos han experimentado la clonación molecular de diversos elementos biológicos, tales como pueden ser células, tejidos, genes, e incluso organismos enteros, tales la famosa oveja Dolly.

Los clones en la naturaleza 

Los clones existen en la naturaleza. Por ejemplo, algunas plantas y organismos unicelulares, tales como las bacterias, dejan descendientes genéticamente idénticos tras de sí, gracias a un proceso llamado reproducción asexual.

En esta clase de forma reproductiva, un nuevo individuo parte de una copia de una sola célula del organismo progenitor.

Por su parte, los clones naturales, también conocidos como gemelos idénticos, también se encuentran presentes en todos los mamíferos incluyendo al ser humano. Derivan de la división de un óvulo fecundado, creando dos o más embriones con un ADN calcado.

Es decir, los gemelos idénticos tienen casi la misma composición genética, pero son genéticamente distintos de cualquiera de sus procreadores.

Tipos de clonación artificial 

Dentro del proceso de clonación artificial existen, al menos, tres tipos diferentes, a saber: la clonación génica, la reproductiva y la terapéutica. La primera tiene como objetivo reproducir copias de genes o de partes del ADN de un organismo.

La clonación reproductiva, en tanto, actúa a nivel macro, esto es, se centra en reproducir copias exactas de animales enteros. Finalmente, este tipo de clonaciones producen las células madre embrionarias para experimentos dirigidos a crear tejidos nuevos que reemplacen a los afectados.

Cabe destacar que, los tres procesos de clonación arriba descritos son muy diferentes entre sí y cada uno posee una finalidad muy distinta. Sin embargo, todos ellos se valen de las mismas técnicas, métodos y procesos para su realización.

El proceso de clonación de los genes

Son muchos los investigadores quienes, de manera rutinaria utilizan la clonación para producir copias de los genes que quieren estudiar. Dicho procedimiento consiste en insertar un gen de un organismo, llamado “ADN exógeno”, en un material genético de un portador (vector).

Los principales vectores o portadores son los virus y bacterias, además de las células de la levadura, por ejemplo. Una vez que se ha insertado el gen, comienza el período de observación en laboratorio del gen, con tal de impulsar su multiplicación y que el mismo se pueda copiar varias veces.

Clonación de animales

Los animales son clonados mediante el proceso de clonación reproductiva. En este trabajo, el investigador o grupo de investigadores extraen la célula somática madura de la piel del animal a clonar, por ejemplo.

Luego, trasladan el ADN de la célula somática del animal donante a un óvulo, u ovocito, al que se le ha eliminado su propio núcleo de ADN. Finalmente, la hembra adulta y donante de la célula somática dará a luz a un animal con su misma carga genética, una cría a quien se la conoce con el nombre de clon.

 

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario