Chromecast

El Chromecast es un dispositivo diseñado por la empresa Google, con el que es posible enviar contenido desde un smartphone, Pc o tablet al televisor al cual se encuentre conectado. Con ello, por ejemplo, si se encuentra un video en la plataforma digital de YouTube y se desea compartir con el resto o ver en pantalla grande, se puede lograr de una manera sumamente sencilla.

Se trata de uno de los productos de hardware más aclamados, conocidos y exitosos de los últimos tiempos en la empresa, con el cual se hace muchísimo más sencillo el envío del contenido desde el móvil al televisor.

¿Chromecast: cómo funciona? 

El dispositivo en sí es lo que se denomina un dongle, que es algo muy parecido a un puerto USB, pero con conexión HDMI y un pequeño ordenador interno que controla sus funciones. Lo único que hay que hacer es simplemente conectar este HDMI al aparato de televisión, vincularlo a la conexión WiFi de casa y enviar el contenido.

Posee muchas ventajas, por ejemplo, no requiere de conexión por cable al dispositivo desde el que se desea enviar contenido, ni tampoco es necesario navegar en algún sistema operativo interno del puerto, como sucede con el Amazon Fire TV Stick y algunas de sus alternativas. Simplemente, se pulsa el botón de sincronizar el Chromecast en TV y listo.

Para entender cómo funciona el Chromecast hay que, primero, estar claro de dos conceptos esenciales. El primero es el de DLNA, una tecnología diseñada para comunicar dispositivos a través de una red que se configura dentro de otra red doméstica.

Esto quiere decir que, todos y cada uno de los dispositivos tendrán que estar utilizando una misma WiFi o subred Ethernet. Además, todos deberán ser compatibles con DLNA, y dependerán de un dispositivo que actúe como servidor para ofrecer contenido, mientras los demás sirven como receptores.

El segundo concepto a tener en cuenta es el de Miracast, una función que permite el envío mediante Wi-Fi Direct con Android, prácticamente en tiempo real, y con un mínimo retraso.

Chromecast ¡Compatible! 

Existe un icono que identifica a esta tecnología y a las aplicaciones compatibles. Lo único que se requiere es configurarlo desde la app de Google Home, y una vez logrado, pulsar el icono dentro de la aplicación que es compatible y seleccionar el Chromecast al que se desea mandar.

Una vez establecida la conexión entre la laptop, teléfono inteligente o tableta y el Chromecast, el dispositivo ahora se transforma en el nuevo mando a distancia.

Por ejemplo, para las aplicaciones de Netflix o YouTube, tan solo habrá que oprimir sobre el contenido que se quiera disfrutar, y en lugar de reproducirse en el propio dispositivo, lo hará directamente en el televisor donde se encuentre ubicado el Chromecast.

¿Qué puedes hacer al comprar un Chromecast?

La lista de opciones que ofrece el Chromecast es larga. Se puede hacer de todo, desde actividades básicas como ver vídeos o reproducir música directamente en el televisor, hasta enviar la pantalla del ordenador a la tele, divertirse con algunos juegos compatibles y ver videos y películas.

Y si ya para rematar la televisión está conectada a un equipo de sonido o unos altavoces externos potentes, entonces ya la experiencia se convierte en una verdaderamente alucinante.

 

 

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario