Caramelo | Significado de caramelo

Dulce básicamente a base de azúcares y enriquecido con sustancias aromáticas, sustancias dietéticas y colorantes vegetales para darle las propiedades de presentación y valor alimenticio necesarios. El caramelo se remonta a los tiempos del No, cuando los viajeros hacían una pasta muy sabrosa y fácilmente transportable con pulpa de fruta y polvo de cereales. Por los testimonios escritos y gráficos del antiguo Egipto sobre la fabricación del caramelo, sabemos que entonces se utilizaba como edulcorante miel combinada con frutas y moldeada en formas muy diferentes. Con la aparición del azúcar en el siglo XIV, la producción de caramelo adquirió un gran auge. Sin embargo, la industrialización de este postre se vio obstaculizada por la ausencia de herramientas adecuadas. Los procedimientos normales fueron rechazados hacia 1850 con la aparición de maquinaria adecuada en Estados Unidos, lo que marcó el inicio del poder creciente de esta industria. Hoy en día se utilizan modernos aparatos mecánicos que permiten el procesamiento en la cadena de suministro desde el punto en que el azúcar se transforma en jarabe hasta el momento en que aparece el producto en papel, listo para la venta, con la mínima participación del operador.

Ingredientes.

Además de su valor nutricional y calórico, que depende de la calidad y cantidad de sus ingredientes, el caramelo puede contener cantidades variables de proteínas, minerales y vitaminas. Algunos tipos de caramelos son una fuente de energía; otros, sin embargo, tienen buenas cantidades de nutrientes. El caramelo de fácil digestión es una gran forma de combatir la fatiga, ya que sus valores energéticos se asimilan rápidamente y se incorporan progresivamente al proceso metabólico.

En su elaboración pueden intervenir numerosas sustancias, entre ellas azúcar, glucosa líquida, glucosa en polvo, miel, maltosa y melaza como azúcares edulcorantes y leche en sus diferentes formas, mantequilla, grasas vegetales de diversos puntos de fusión, chocolate, frutas, almendras, avellanas. , colorantes, etc., como aditivos para aumentar variedades y conseguir el gusto y presentación adecuados. El valor nutricional en ocasiones aumenta con la adición de proteínas, minerales y vitaminas. Para obtener todo tipo de caramelo, el procedimiento fundamental consiste en combinar los factores de temperatura y vacío para eliminar el agua de las soluciones de azúcar y otros edulcorantes o de emulsiones en caso de que se haya introducido grasa de algún origen. Esta eliminación de humedad, factor muy importante para la buena conservación y duración del caramelo, se realiza en una fase más o menos avanzada según el tipo de caramelo que se desee obtener. Se incorporan ingredientes adicionales en distintas etapas del proceso o al final.

Preparación casera de caramelo. Para dominar la técnica de hacer caramelo en casa sólo es necesario utilizar utensilios adecuados y seguir las normas indicadas. Puede evitar la granulación o la tendencia de algunos caramelos a azucararse, tales como chocolate, dulces negros, café y leche: 1) utilizando pequeñas cantidades de jarabe de maíz o un ácido débil como el tártaro o el zumo de limón : 2) mantener el Limpie el interior del utensilios del vidrio utilizando una tapa en las primeras etapas de la calefacción o limpiando el interior del recipiente con un cepillo; 3) dejar enfriar la mezcla a temperatura ambiente antes de proceder con el batido. A continuación, los cristales disminuyen de tamaño y se forman más rápidamente en una solución de azúcar saturada enfriada, cuyo producto resultante parece más suave y cremoso.

Tipo de caramelo: duro y blando: aunque existen numerosos tipos de caramelos, los hay de dos tipos principales: caramelos duros y blandos. Dentro de esta división todavía existe una subdivisión, la de los caramelos rellenos y la que incluye los caramelos suaves masticables. caramelo duro Se caracteriza por su textura… Para continuar leyendo véase: Clases de caramelo: Duro y suave

Deja un comentario