Cambio climático: actividades para concienciar a los niños

Existen muchas actividades diseñadas para concienciar a los niños sobre la importancia del cambio climático. Por muy complejo que sea un tema, siempre hay una manera adecuada para explicárselo a un niño. Es importante utilizar definiciones simples, claras y concretas, evitando tecnicismos y utilizando su propio lenguaje. El cambio climático no es una excepción a esta regla.

Pese a que se trata de un problema adulto, los niños deben estar concienciados desde pequeños, ya que tienen un importante papel: cuidar del planeta en un futuro. Es importante hacerles entender que ellos tienen la clave de la solución a largo plazo, pero que su papel empieza ya. 

Qué es el cambio climático

Adaptar el concepto de cambio climático para niños requiere concretar las tres definiciones clave de este fenómeno: el efecto invernadero (los gases que retiene el planeta y que provocan el calentamiento global), el calentamiento global (el aumento de la temperatura del planeta, que provoca el cambio climático) y el cambio climático (la variación del clima terrestre por la acción directa del ser humano).

Como vemos, estos tres fenómenos están interconectados, provocan un efecto dominó que acaba generando el cambio climático, el cual es la consecuencia última del efecto invernadero.

Hay que transmitirles este mensaje a los niños siempre desde un punto de vista optimista, haciéndoles partícipes del problema y ayudándoles a identificarse como parte de la posible solución. Por esto, es fundamental transmitir mensajes motivadores cargados de esperanza, y desechar los pensamientos negativos y la actitud derrotista.

 

Actividades para concienciar sobre el cambio climático a los niños

Tanto las imágenes como los juegos nos pueden ayudar en la enseñanza de temas complejos a los más pequeños. En la primera infancia, el uso de imágenes relacionadas con el tema (globos terráqueos, por ejemplo) pueden ser un importante apoyo visual para el mensaje que intentamos transmitir. Los juegos o actividades relacionadas ayudarán de manera fácil y divertida a afianzar estos conocimientos.

La gran mayoría de las actividades que se pueden hacer a este respecto están estrechamente relacionadas con el reciclaje. Este es un concepto que los pequeños entienden rápidamente y que pueden aplicar a su día a día.

Las manualidades y obras artísticas realizadas con productos reciclados son una opción que a los pequeños les encanta y con la que disfrutan muchísimo al tiempo que estimulan su motricidad y creatividad (mientras los padres acabamos disfrutando de una interminable galería de arte basada en botellas de detergente y latas de atún, ¿qué más se puede pedir?).

Al hablar de reciclaje no nos referimos al uso de materiales desechables para crear manualidades y obras de arte. Otra manera de reciclar es, por ejemplo, comprar juguetes de mayor calidad que puedan heredarse entre hermanos, primos o amigos. De este modo, varios niños utilizarán un mismo producto y se generarán menos desechos.

 

Como ves, saber qué es el cambio climático y hacer actividades para que los niños lo entiendan es clave para el futuro. Así, estarán preparados desde sus primeros años para entender el concepto y se sentirán útiles mientras forman parte de la solución. 

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario