Títulos de cuentos tradicionales para niños y sus moralejas

Los cuentos infantiles tradicionales son una de las herramientas más poderosas que tenemos los adultos para acercarnos al universo de los niños. Nos ayudan a explicarles el mundo que les rodea, sirven para que aprendan de forma divertida y son perfectos para advertirles de los peligros mediante las moralejas. Te proponemos los títulos de cuentos más universales y qué enseñanzas podemos transmitir con ellos.

Cuáles son los mejores cuentos infantiles tradicionales

Aunque todos conocemos nombres de cuentos infantiles para niños, no siempre se nos ocurre cuál contar. Estos cuentos clásicos en forma de lista pueden inspirarte a la hora del cuento. Recuerda que puedes adaptarlos a los nuevos tiempos para que llamen más la atención de los más pequeños.

Caperucita roja

La historia de Caperucita nos viene genial para explicar a los más pequeños que nunca deben fiarse de los extraños.

Los tres cerditos

Este cuento con tres cerditos hermanos como protagonistas explica cómo el trabajo bien hecho ofrece más recompensas, aunque sea más difícil de llevar a cabo.

Pulgarcito

Las aventuras de este niño diminuto como un pulgar anima a los niños a conseguir logros aunque sean pequeños.

La bella y la bestia

¡Cantemos todos!: la belleza está en el interiooooor.

La cigarra y la hormiga

La moraleja de esta historia es la importancia del trabajo constante para conseguir nuestros objetivos; una especie de “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.

El ratón y el león

La fábula del pequeño ratón y el fiero león atrapado por cazadores es perfecta para que los niños aprendan que no hay que subestimar a nadie por ser diferente o más pequeño.

El rey desnudo

Este cuento sirve para explicar a los niños la importancia de tener criterio propio y de no dejarse llevar por la adulación.

El patito feo

Una fábula clásica que nos ayuda a hablar del bullying, de las diferencias y de que cada persona es valiosa tal como es.

Por qué contar cuentos a los niños

Son tantos los beneficios de contar cuentos a los niños que seguro que dejamos alguno sin nombrar.

Los cuentos infantiles tradicionales son una forma sencilla y atractiva de explicar a los niños conceptos complejos. Si un niño tiene un cuento favorito que quiere que repitamos una y otra vez es precisamente porque le da respuestas a aquello que le preocupa o le interesa en esa etapa de su desarrollo. El cuento es bálsamo y diversión.

Por otra parte, contar un cuento como hábito antes de dormir ayuda a establecer la difícil rutina de ir a la cama disminuyendo el drama.

Es también una excelente forma de reforzar los vínculos afectivos y el apego seguro.

Los cuentos estimulan la imaginación, enriquecen la expresión oral de los niños y ayudan a establecer posteriormente el hábito de lectura. Si están acostumbrados a que se les lean cuentos, probablemente se sentirán atraídos por leerlos cuando vayan alcanzando más autonomía. Existen juegos educativos que son perfectos para introducir a los niños en la lectura antes de que sepan leer con la suficiente fluidez.

 

Te hemos propuesto algunos títulos de cuentos infantiles tradicionales y cuáles son sus principales enseñanzas. Seguro que recuerdas algunos de tus cuentos favoritos y estás deseando convertirte en un juglar y transmitirlos a las nuevas generaciones. Ahí reside el encanto de la tradición oral.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados