Qué son los volcanes y qué deben conocer tus hijos sobre ellos

Si miras a tu alrededor y observas la maravillosa naturaleza que nos rodea podrás comprobar algunos vestigios de antiguos volcanes inactivos. Para todos aquellos que se preguntan qué son los volcanes, es importante conocer además de su origen, cómo es su funcionamiento y por qué son tan espectaculares de ver en plena acción (aunque tengamos que hacerlo a través de la televisión para no morir achicharrados). 

Qué es un volcán

Roca, magma y ¡fuego! Los volcanes son puntos en la superficie terrestre por los que se liberan los materiales que contiene el interior de la Tierra (gases, lava, magma, flujos piroclásticos…). Este tipo de fisuras presentes en la corteza (primera capa terrestre) las encontramos en varias alturas, como por ejemplo, en forma de montañas o de cerros. Sin embargo, su interior aguarda diferentes partes que pueden llegar hasta los 700 km de profundidad y alcanzar temperaturas de 1200 °C, una temperatura que abrasaría a la mismísima Elsa de Frozen. 

Cómo funciona un volcán

Para conocer cómo funciona un volcán, es importante saber que esta abertura en la Tierra se compone por las siguientes partes:

  • Cámara magmática: es el corazón del volcán. Acumula lava y roca fundida proveniente de la astenosfera y de la litosfera, dos capas terrestres situadas entre la corteza y el manto, con un límite de 700 km de profundidad. Las altas temperaturas y la presión provocan que el magma del interior de la Tierra se vea obligado a ascender y a encontrar salida en la superficie terrestre.
  • Chimenea: es el conducto interior que va desde la cámara magmática hasta el cráter. Como si fuera una especie de cuello, por la chimenea asciende el magma proveniente de la cámara magmática. Aunque todos los volcanes tengan una chimenea principal, también pueden aparecer junto a ella pequeñas chimeneas laterales, creadas por la presión interna del volcán.
  • Cráter: con forma de embudo, es la boca o salida que da al exterior. Se sitúa en la cima del volcán y es la parte visible por la que vemos las erupciones de lava, ceniza, vapores y gases.
  • Cono: el cono se ha ido formando por la acumulación de ceniza y lava de erupciones anteriores. Da al volcán su forma tan característica.

Cómo aprender cómo funciona un volcán desde casa

Desde casa es posible conocer el funcionamiento de un volcán. Si lo que quieres es explicar fácilmente qué es un volcán para niños, estos experimentos o juegos pueden ayudarte a ti y a los pequeños a comprender mejor su funcionamiento:

  • Juego de Ciencia National Geographic Build Your Own Vulcano: construir tu propio volcán nunca fue tan fácil y divertido. Este kit incluye una auténtica roca volcánica, un molde de yeso, pinturas para decorarlo y una guía de aprendizaje. La mejor forma de entender la explicación de un volcán.
  • Volcán casero con bicarbonato: aunque no pueda ser tan atractivo visualmente como el todopoderoso Etna italiano, este volcán casero es un excelente experimento infantil con el que podrás sorprender a tus peques. Añade en una botella de plástico un poco de agua y de bicarbonato de sodio. Si quieres, también puedes agregar colorante alimentario de color rojo para que parezca lava. Por último, vierte un buen chorro de vinagre sobre la mezcla y… ¡Explosión! El vinagre, al entrar en contacto con el agua y el bicarbonato, hará de reactivo y provocará una erupción a pequeña escala.

 

Ahora que ya conoces lo más importante acerca de los volcanes, te será mucho más fácil explicar a tus hijos cuáles son las partes de un volcán, por qué escupen fuego cada cierto tiempo, y cómo podéis poner en práctica algunos de los mejores experimentos caseros para conocer su funcionamiento. ¡Se quedarán derretidos!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados