Qué es una tormenta solar

En los últimos años hemos escuchado en multitud de ocasiones hablar de las tormentas solares y de cómo pueden repercutir en la Tierra. Pero ¿qué es una tormenta solar? ¿Cuáles son sus riesgos y qué peligros conlleva? A continuación, conocemos todo sobre las tormentas solares, ¡No te lo pierdas si quieres estar preparado!

¿Qué es una tormenta solar?

Una tormenta solar, conocida también como tormenta geomagnética, es una alteración temporal de la magnetosfera terrestre que sucede como consecuencia de la actividad que realiza el Sol, es decir, que la actividad solar interfiere en el campo magnético de la Tierra.

Es cierto que, aunque el Sol se encuentra a una distancia prudencial de la Tierra, estas actividades solares pueden tener consecuencias en nuestro planeta muy graves, especialmente si se produce un ciclo de tormentas solares muy seguidas.

¿Por qué ocurren las tormentas solares?

Las tormentas solares ocurren como consecuencia de las erupciones solares y las eyecciones de masa coronal. Estos fenómenos generan un viento solar con partículas que viajan en dirección a la Tierra y que irrumpen en el campo magnético de nuestro planeta. La colisión de estas partículas con el campo magnético es capaz de generar un gran espectáculo que puede durar varios días y que da como resultado una tormenta magnética o solar.

Pero este no es el único fenómeno que puede ocurrir. La actividad magnética de la superficie del Sol puede formar manchas solares que, si son de gran tamaño, pueden formar llamas solares. Estas manchas solares están llenas de plasma del Sol que, cuando son expulsados forman las eyecciones de masa coronal.

Las eyecciones de masa corporal tardan varios días en llegar a la Tierra y dan como resultado una aurora boreal.

Los riesgos de la tormenta solar

Una tormenta solar de grandes dimensiones puede ocasionar varias consecuencias en la Tierra:

  • Es capaz de interrumpir la electricidad en el mundo.
  • Puede afectar a la comunicación y a los satélites.
  • Podría liberar grandes dosis de radiación.
  • Afecta a los animales ya que son más sensibles a los cambios producidos por las tormentas solares. Estos pueden llegar a desorientarse y a causar dificultades en la fauna terrestre.
  • Suponen un peligro para los astronautas que se encuentren en una misión espacial o para los pasajeros de aviones que estén a una altura considerable.

La tormenta solar más grave

La tormenta solar más grave tuvo lugar en 1859, que causó problemas electromagnéticos en todo el mundo. Este evento es conocido como Carrington y también provocó desastres en los aparatos electromagnéticos y en las auroras boreales que desconcertó a toda la población.

Pero no es la única tormenta solar grave que hemos vivido. En el año 1958, 1989 y 2000 también se produjeron otras tormentas que causaron apagones y daños en los satélites, aunque no al nivel del evento Carrington.

Las tormentas solares pueden ocurrir en cualquier momento y, aunque se vigila muy de cerca para saber cuándo sucederán, nos puede coger totalmente desprevenidos. ¿Estarías preparado para una tormenta solar en estos momentos?


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados