Los mejores experimentos manuales para niños

La ciencia es divertida, solo tenemos que encontrar aquellas actividades que nos permitan experimentar con los niños para inculcarles el gusto por esa clase de disciplinas, por eso te proponemos las siguientes actividades:

Hacer hielo de colores

Con este experimento casero lograrás que los niños se interesen por el proceso de solidificación del agua, aprovechando para explicarles cuáles son sus diferentes estados, además podrán experimentar con verdadera ciencia, por medio de sus sentidos y su creatividad, manipulando el hielo para que se obtenga el resultado que se desea.

Necesitarás los siguientes materiales:

  • Cualquier clase de aceite
  • Agua
  • Luz negra
  • Una bandeja normal
  • Una bandeja para hacer cubos de hielo
  • Pintura fluorescente

Lo primero que debes hacer es colocar un poco de pintura fluorescente en la bandeja para los cubos de hielo y luego cubrirla con agua caliente, remueve el contenido y llévala al freezer.

Coloca en la bandeja plana el aceite. Cuando se haya solidificado el agua, saca los cubos de hielo del freezer y ponlos en la bandeja plana. Enciende la luz negra y deja que los pequeños jueguen con el hielo hasta que comience a derretirse.

Lo que se observará a continuación es que, en la medida en que el hielo se derrite, van a desprenderse gotas de agua de color con las que los pequeños podrán dibujar lo que deseen en el interior de la bandeja, porque  gracias al aceite tendrán una diferencia de densidad, esto se debe a que el agua y el aceite no se mezclan.

Erupción de espuma

Con este experimento la espuma se va a convertir en la lava que se va a salir del frasco. Los materiales que vas a necesitar son:

  • Vinagre
  • Jabón lavavajillas
  • Bicarbonato
  • Un frasco de vidrio
  • Bandeja plana
  • Colorantes alimentarios

Respecto al procedimiento, llena  un cuarto del envase de vidrio con vinagre y añádele un poco de colorante. Agrégale un chorrito de jabón de lavavajillas y remueve todo. Cuando hayas hecho esto, añádele una cucharada del bicarbonato de sodio y coloca el envase en la bandeja, deja pasar unos segundos y verás como el volcán casero que hiciste va a entrar en erupción.

Esto se debe a que al juntar el bicarbonato con el vinagre se va a producir una reacción química que es la causante de que haya una erupción, el jabón se transforma en espuma y se incrementa hasta salirse del envase, lo que hará la función de la lava.

Tinta mágica

Esto es algo que puede ser muy sorprendente para los pequeños de la casa, de este experimento se pueden derivar otros juegos que los van a mantener muy entretenidos y concentrados, como jugar a los expertos forenses de la policía, descubriendo mensajes que puedan haber sido creados con tinta invisible, y con un recurso tan sencillo para hacerla como algún alimento que están acostumbrados a consumir.

Para realizar esta tinta mágica vas a necesitar los siguientes materiales:

  • Papel blanco
  • Pincel o bastoncillo de algodón
  • Agua
  • Limón

El procedimiento es el siguiente:

Exprimir el zumo de limón en un envase y agrégale una cucharada de agua, mézclalo,  con ayuda del pincel o del bastoncillo escribe cualquier mensaje sobre el papel y lo dejas secar. Cuando esté seco, colócale una vela por debajo, pero no demasiado cerca, para que el papel no se queme sin descubrir su secreto y se podrá leer lo que hayas escrito.

La razón de ello es que el zumo de limón se oxida y se pone de color marrón en el momento en que es calentado por la luz de la vela, y esa es la causa de que se pueda leer lo que se encuentre escrito. Otros alimentos que puedes usar para crear tinta mágica son el vinagre, la miel diluida en agua y el zumo de naranja.

Verás que será muy divertido enseñarles este experimento a los chicos y, además, podrán disfrutar con otras actividades relacionadas con él.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados