El ajedrez como herramienta de aprendizaje

La historia del ajedrez, conocido anteriormente como chaturanga o cuatro, respondía a las cuatro armas (infantería, caballos, carros y elefantes) en las que se hallaba dividido el ejército indio de ese entonces.   

 

Se cree que el ajedrez, considerado por un grupo de ajedrecistas como juego ciencia, por aplicarse el método científico, y contar con registros y normas demostrables, aunque contradicho por otros, que afirman que se trata de un arte e incluso, un deporte, surgió en el siglo VII, en el Valle del indio, al norte de la India.

 

Surgimiento del ajedrez

 

Su creación se atribuye, a un joven hindú llamado Susa Ben Dahir o Sisa, quien lo diseñó para obsequiárselo a un rey indio que se hallaba muy enfermo.

 

En el medioevo, el ajedrez se practicaba conforme a los preceptos árabes, donde la reina y el alfil tenían un papel débil, pues, sólo podían moverse de casilla en casilla.    

 

Durante los siglos XVIII y XIX, el ajedrez había pasado a ser el entretenimiento favorito de los nobles y los aristócratas, siendo Italia y España los países europeos donde más se jugaba, luego pasó a Francia y posteriormente a Inglaterra. 

 

Fue desde entonces, que las piezas del tablero comenzaron a ser modificadas, convirtiéndose en alfiles, caballos, torres, obispos y peones. 

 

Así pues, la dama también conocida como la reina, pasó a ser la pieza más fuerte del tablero, por su movimiento, y los peones, que son los más numerosos, ocho en su totalidad, lograron avanzar dos casillas en el primer movimiento. 

 

El ajedrez como juego educativo

 

En la actualidad, el ajedrez se ha convertido en uno de los juegos de mesa de mayor relevancia mundial, destacándose además, como herramienta educativa para fomentar las capacidades intelectuales de los estudiantes, ya que estimula las habilidades cognitivas y de concentración en éstos.   

 

Se afirma, que quienes juegan al ajedrez incrementan significativamente su capacidad de lectura y alcanzan una mejor interpretación de ésta, identifican los conceptos de espacio, forma y medida, desarrollan habilidades numéricas y analíticas, así como la comunicación verbal. 

 

 

 

 

El ajedrez como juego didáctico

 

El ajedrez también se ha destacado por ser un recurso didáctico, que desarrolla el pensamiento analítico en cada jugada e influye directamente en la disciplina, confianza y autoestima de los jugadores. 

 

El ajedrez es un juego estratégico, que amerita mucho control mental y agilidad para planificar cada jugada.

 

El tablero de ajedrez

  

|           El tablero de ajedrez consiste en un cuadrado, conformado por sesenta y cuatro casillas iguales, de color blanco y negro alternados entre sí. 

 

Las casillas están distribuidas en ocho filas horizontales, repartidas desde el lado blanco hasta el lado oscuro del tablero, y ocho columnas verticales, marcadas desde la letra "a" hasta la "h", de izquierda a derecha en minúscula. 

 

Cada jugador se sitúa de cara al ajedrecista contrincante, colocando el tablero de manera tal que cada jugador tenga una casilla blanca en su esquina derecha. La casilla se llama identificando la letra que le sigue al número. 

 

Edad para que los niños jueguen ajedrez

 

Se recomienda que la edad mínima para comenzar a jugarlo, sea a partir de los cuatro años de edad, ya que el niño tiene más discernimiento para decidir si va a jugarlo por diversión o competición.

 

Este enriquecedor juego puede contribuir en la formación académica de tu hijo, por lo que tienes la opción de incluirlo entre sus actividades extraescolares, ya que aporta beneficios tanto en el área intelectual, como en lo emocional.

 

¿Cómo jugar ajedrez?

 

El propósito de este recurso didáctico, es dar jaque mate al rey del otro bando, lo cual ocurre cuando se ve acorralado por las piezas del equipo contrario, visto que no puede moverse a otra casilla. 

 

La partida de ajedrez se desarrolla entre dos jugadores, que contarán con dieciséis piezas de seis clases (8 peones, 2 torres, 2 caballos, 2 alfiles, la reina y el rey), cada uno con funciones distintas sobre el tablero. 

 

Al iniciar una partida de ajedrez, las treinta y dos piezas deben situarse en cada esquina del tablero manteniendo la misma posición siempre, los ocho peones se ubicarán en la segunda fila, las dos torres irán en cada extremo, los dos caballos se ubicarán a los lados de cada torre, los dos alfiles se pararán a los lados de los caballos, la reina estará al lado de uno de los alfiles y el rey se posicionará entre la dama y uno de los alfiles. 

 

Lo fundamental es conocer el movimiento de las piezas en el tablero, para lo cual debes saber, que todas, a excepción del caballo, se mueven en línea recta, vertical, diagonal u horizontal, sin embargo, este es el único que puede saltar sobre las demás piezas. Las piezas  no pueden moverse más allá del final del tablero y regresar por el otro extremo. 

 

Los expertos de este juego ciencia, recomiendan para aprenden bien las reglas, jugar todas las partidas posibles, puesto que es la manera de probar todas las aperturas de ajedrez, las cuales varían dependiendo de los movimientos de las piezas.

 

Entre las partidas de ajedrez más conocidas están, la apertura española, la defensa siciliana o el gambito de dama. 

 

Ajedrez contra ordenador

 

Actualmente, existen opiniones encontradas entre los ajedrecistas que piensan que jugar ajedrez contra el ordenador, carece del elemento psicológico que prevalece cuando dos personas juegan.

 

Por su parte, otros consideran que el nivel de perfección que poseen los ordenadores, los hace invencibles cuando su contraparte en el ajedrez, es una persona, sin embargo, reconocen que son una herramienta útil a la hora del entrenamiento, del análisis de posiciones, entre otros.   

 

Ajedrez a 4

 

Si quieres hacer más desafiantes tus partidas de ajedrez, tienes la posibilidad de jugar con tres contrincantes más. Esta es una variante del ajedrez. 

 

En el ajedrez con cuatro participantes, las salidas se hacen hacia la derecha iniciando por el color rojo, y los peones corona a la reina en la octava fila. Las torres van en las esquinas a la derecha y a la izquierda y los caballos se sitúan en las casillas al lado de las torres.

 

El rey además de dar jaque mate, existe la posibilidad que un competidor gane moviendo su rey a una de las cuatro plazas centrales.   

 

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados