¿Cuándo y por qué se extinguieron los dinosaurios?

Aunque a lo largo de la historia de la vida en la Tierra han aparecido y desaparecido diferentes grupos de seres vivos constantemente, esta sustitución de especies se ha dado, generalmente, de manera gradual. Sin embargo, durante cinco momentos concretos de la historia terrestre estas extinciones de organismos alcanzaron dimensiones extraordinarias. Estos grandes cataclismos biológicos reciben el nombre de extinciones masivas. La más devastadora de ellas fue la que tuvo lugar al final del periodo Pérmico, hace unos 250 millones de años, en la que desapareció de la faz de la Tierra el 95 % de las especies.

La última de estas extinciones masivas ocurrió en un corto espacio de tiempo entre los períodos Cretácico y Terciario, hace 65 millones de años. Fue precisamente en este momento cuando se extinguieron los dinosaurios no aviarios, aquellos que no están relacionados con el origen de las aves. Pero no fueron estos los únicos en desaparecer, también lo hicieron los reptiles voladores (pterosaurios), la mayor parte de reptiles acuáticos (plesiosaurios, pliosaurios e ictiosaurios) y los ammonites. Aproximadamente el 75 % de los géneros de plantas y animales se esfumaron de la noche a la mañana. Pero el 25 % restante, mamíferos, tortugas, cocodrilos, anfibios y aves, entre otros, sobrevivieron.

Si te interesa la paleontología, aquí encontrarás una forma de practicar la excavación y montaje de restos fósiles. 

Diferentes teorías sobre la extinción de los dinosaurios

Hipótesis del gran impacto

Esta teoría fue propuesta en 1980 por el físico norteamericano Luis Álvarez, nieto de un médico español. Álvarez y su equipo habían tomado muestras de la capa geológica correspondiente a la transición entre Cretácico y Terciario a lo largo y ancho del planeta, observando concentraciones de iridio —elemento poco común en la corteza terrestre pero muy abundante en meteoritos— cientos de veces superior a lo esperado.

A partir de esta observación geológica, Álvarez dedujo que en aquel momento cayó sobre la Tierra un meteorito de enormes dimensiones que, tras el impacto, cubrió toda la superficie terrestre con un manto de polvo, relacionando este acontecimiento con la extinción masiva del Cretácico en su teoría. Según esta hipótesis la colisión del meteorito sobre la Tierra levantó una nube de polvo que oscureció la atmósfera provocando la muerte de muchos organismos fotosintéticos y una gran caída de las temperaturas durante varios años. Este largo y oscuro invierno provocó la muerte en cascada de plantas, herbívoros y, finalmente, depredadores.

Hoy en día, esta teoría es la más aceptada entre la comunidad científica. El lugar propuesto para el impacto del meteorito, con un diámetro estimado de unos 10 km, se encuentra en la península del Yucatán, en Méjico, y recibe el nombre de cráter de Chicxulub.

Imaginar una roca de ese tamaño sobre nuestras cabezas pone los pelos de punta…

Hipótesis de la actividad volcánica masiva

Aunque el contenido de iridio en la corteza terrestre es escaso, en el núcleo de la Tierra su concentración es muy alta. En esta circunstancia se basa la teoría de la actividad volcánica masiva, según la cual el iridio presente en el estrato Cretácico/Terciario tiene su origen en la actividad volcánica y fue expulsado a la superficie a través de una cadena de volcanes situada en el norte de la India que recibe el nombre de traps del Decán.

El Vesubio que destruyó Pompeya comparado con uno de estos volcanes de Cretácico debería parecer un termitero de la sabana africana.

Las erupciones volcánicas constantes a lo largo de unos años habrían provocado una nube de polvo en la atmósfera que causaría un efecto semejante al descrito en la hipótesis del gran impacto.

Hipótesis de las múltiples causas

Esta teoría explica cómo se extinguieron los dinosaurios a partir de tres causas combinadas: el impacto de un meteorito, la actividad volcánica masiva y la disminución en el nivel de mar.

Según esta teoría, hace 65 millones de años la Tierra estaba experimentando un cambio climático severo, provocado por las erupciones volcánicas y otros factores, que redujo el nivel del mar afectando a las plataformas continentales.

Por si los pobres dinosaurios no tuvieran suficiente, en este momento de colapso climático, con sus poblaciones muy debilitadas, impactó el meteorito, dando el definitivo golpe de gracia a los tatarabuelos de muchos de los reptiles que hoy conocemos.

Hipótesis de la extinción provocada por extraterrestres

En el Museo de Prehistoria de la Universidad de Utah, en EE. UU., podemos encontrar un cartel que indica: "no hay evidencias de la presencia de extraterrestres o de basura alienígena en los registros fósil". Esta aclaración, que bajo nuestro punto de vista no parece necesaria, se añadió a la información expuesta por el museo debido al alcance entre la población norteamericana de una teoría que explica la muerte de los dinosaurios como un acto de barbarie por parte de razas inteligentes provenientes del espacio exterior.

Imaginar que una especie inteligente se tome la molestia de viajar durante años luz para visitar un planeta y arrasar con su fauna parece descabellado, pero si tenemos en cuenta que en los institutos de algunos estados conservadores de aquel país se explica a sus alumnos que la edad de la Tierra es de unos pocos miles de años (siguiendo a rajatabla la información extraída de la Biblia), nos podemos creer cualquier cosa.

 

Averiguar cuándo y cómo se extinguieron los dinosaurios sigue siendo un tema en continuo debate. Hemos comentado algunas teorías que tratan de dar respuesta al dilema, pero se han propuesto muchas más, relacionadas con insectos, problemas inmunitarios, plagas de enfermedades, etc. En el futuro aparecerán nuevas evidencias geológicas que darán pie a nuevas conjeturas, así que ten por seguro que seguiremos hablando de dinosaurios.  


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados