Cómo se juega al backgammon

La estrategia y la sencillez son dos elementos que están presentes en el backgammon (no, no es el nombre de un Pokémon), un juego de mesa de origen mesopotámico con más de 5.000 años de historia y que Alfonso X el Sabio recogió en el Libro de los juegos allá por el siglo XIII. Seguro que, a pesar de esta aburrida pero instructiva introducción histórica te seguirás preguntando, ¿cómo jugar al backgammon?

Si eres un amante de los juegos y quieres conocer de cerca este popular juego de mesa europeo, sus reglas y objetivos, y los puntos clave que te ayuden a ganar todas las partidas, estás en el lugar adecuado.

Cómo jugar al backgammon

En el juego backgammon, como en la gran mayoría de juegos de mesa, el objetivo principal es que venzas a tu oponente, pero si te enfrentas a tu abuelo, te recomendamos que le dejes ganar.

En concreto, dos jugadores se van a situar frente a frente del tablero, el componente principal sobre el que se desarrolla el juego. Un tablero que está formado por 24 casillas en total de triángulos alargados y de colores alternos, las cuales simulan estar conectadas entre ellas (hay que echarle un poquito de imaginación). Estos triángulos se agrupan en 4 cuadrantes separados por una barra y recogen las 30 fichas (15 por persona) que deberemos mover siguiendo el sentido de las agujas del reloj, desde nuestra esquina inferior izquierda o derecha (según el jugador) hasta el punto de partida del oponente.

El juego termina cuando uno de los jugadores saca todas sus fichas del tablero

Reglas para jugar al backgammon paso a paso

Para que puedas aclarar tus dudas y alzarte con la victoria en el backgammon, te enumeramos las reglas y pasos a seguir durante el juego.

Preparación e inicio de la partida

Cada uno de los jugadores ha de colocar sobre el tablero sus 15 fichas de la siguiente forma: dos en el número 24, tres en número 8, cinco en el número 13 y cinco en el número 6.

Lanza tus dados y mueve las piezas

Para saber cuál de los dos jugadores va a salir primero, tirad los dados. El jugador con el número más alto realizará el primer movimiento y además usará ese mismo número para la primera tirada.

Con el número que hayamos sacado en la primera tirada, podremos sumar ambos dados y hacer un solo movimiento o repartir cada tirada en dos fichas. En ningún caso se podrá mover la ficha a una posición en la que el rival acumule dos o más fichas de su color.

Captura de fichas

Si por el contrario movemos nuestra ficha a una casilla en la que el rival tan solo acumula una, esta ficha será capturada y, por consiguiente, quedará fuera de juego. Tranquilo, podrás volver a jugarla después de lanzar los dados, y con suerte ¡comerte a tu rival!

Fin del juego

Cuando uno de los jugadores haya acumulado en su zona de inicio o de casa todas sus fichas, comenzará la recogida siguiendo los números que obtengamos de los dados. Esta fase final concluye con la salida del tablero de todas las fichas de un color.

 

Como queda demostrado, las instrucciones backgammon son bien sencillas. Y es que, para disfrutar de este clásico juego de estrategia tan solo debemos seguir un par de reglas elementales sobre movimientos y prestar especial atención a las tiradas de los dados. ¡La diversión está garantizada!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados