¿Cómo plantar en casa y experimentos con plantas para niños?

La jardinería para niños es una excelente forma de enseñarlos sobre plantas y demás, pero ¿Cómo plantar en casa? Esta es una pregunta que como padre debe estar pasándote por la mente.

Sin embargo, no tienes por qué preocuparte ya que, aquí te vamos a explicar todo lo que tienes que saber para comenzar a plantar diversas semillas en tu hogar. Lo mejor de todo es que, mientras tú aprendes tu hijo también lo hará, ya que es una actividad que pueden hacer en grupo.

¿Qué es la jardinería para niños?

Los niños deben realizar actividades ya que es importante, no solo porque les sirve para aprender cosas nuevas, sino porque es una forma de asegurar que se diviertan.

En este caso, tenemos la jardinería para niños, una actividad diferente, educativa y completa, con la cual no solo es el niño o niña es la que se divierte, sino que es toda la familia. Ten en cuenta que, en ella, puede participar toda la familia. De este modo, pasaría a ser una actividad meramente educativa a una familiar.

En el caso de la jardinería no solo les estamos enseñando a plantar o estamos aumentando esas afinidades por un Hobby, sino que, le estamos enseñando sobre responsabilidad y mantener a un ser vivo.

Recordemos que, las plantas, necesitan de cuidados para hacer que crezcan y evitar que se puedan enfermar, por lo que es una actividad que les entrega cierta responsabilidad a los niños y les enseña la importancia de esta.

El respeto sobre el medio ambiente es otro punto que se toca con estas actividades, por lo que la jardinería para niños, es una excelente actividad para hacer en casa. 

¿Cómo plantar en casa?

Entrando a la pregunta que más nos llama la atención ¿Cómo plantar en casa? En un principio, esto puede parecernos un poco complicado, pero no lo es tanto, así que no tendrás problema. De hecho, en este momento, nos vamos a centrar en cultivos sencillos que no presentan demasiadas complicados, ni en el proceso de plantado, ni en el mantenimiento de la planta.

De este modo, logramos hacer que los más pequeños se mantengan entretenidos y disfruten de la actividad. Aparte, al obtener resultados positivos se sentirán recompensados al ver sus siembras desarrollarse. Con esto en mente, vamos a ver qué se necesita para aprender ¿Cómo plantar en casa?

Busca un cuaderno de cultivo

Al momento de querer montar un jardín en casa vamos a necesitar un cuaderno de cultivo, ya que nos será útil para explicar el concepto de esperar, paciencia y cuidadoquerequieren las plantas. Es decir que le vamos a pedir a nuestro hijo que tenga consigo un pequeño libro en el que pueda ir anotando apuntes.

De igual forma, se recomienda hacer uso de fotos, dibujos e información sobre las plántulas, como puede ser preparación de suelo, siembra, riego, seguimiento de etapas de crecimiento, etc. Todo esto, es importante, si queremos enriquecer el aprendizaje y hacer que el pequeño lo disfrute, para que siga motivado.

Elegir que se va a plantar

Este es el paso más importante y donde debemos buscar que plantas queremos utilizar. Sin embargo, como es normal en los pequeños, estos tal vez no sepan los nombres de muchas plantas.

Por ende, vamos a tener que hacer una pequeña investigación, para elegir alguna, estas pueden ser algunas flores o incluso alguna de las verduras que comen en la mesa. Un perfecto ejemplo sería plantar una semilla defruta o un guisante y ver como brota para dar origen a una nueva vaina.

Sin embargo, no se puede elegir al azar y esto hay que enseñárselo a los niños, sino que lo que queramos plantar dependerá de la temporada en la que estemos.  Aquí toca dar una explicación, donde hablemos de las distintas opciones de cultivo a partir de la época en la que estamos y de este modo elijamos correctamente que plantar.

Un buen ejemplo de este es mencionarles que en primavera, entre marzo y abril, se pueden plantar lechugas, rábanos y guisantes afuera. En estos casos, solo tendríamos que elegir las semillas adecuadas y plantarla en diversas macetas para comprobar cómo van creciendo.

Ahora bien, hay que tener en cuenta el invierno y es que en esta época también podemos seguir plantando, pero hay que hacer un cambio. Lo ideal sería reproducir lo que hemos hecho al aire libre, y hacerlo dentro, es decir, crear un mini jardín o un huerto interior. Para ello podemos tomar una caja de madera o macetas y comenzar a plantar.

En este caso, tenemos varias semillas para elegir, por ejemplo, las de naranja, limones y mandarinas son buenas opciones, ya que son fáciles de encontrar. Lo mismo con las fresas silvestres que pueden crecer cerca de una ventana, sin la necesidad de luz de sol directa.

Comenzar a plantar

En este punto, debemos comenzar con el proceso de plantado y esto lo podemos hacer en macetas, si no tenemos jardín. Pero si es lo contrario y si tenemos jardín, lo mejor es que se haga directamente en el suelo.

De este modo, logramos que la actividad tenga un enfoque hacia aquellos que disfrutan de la jardinería. Además, nos permitirá acortar una zona determinada para el plantado, la cual, de hecho, tenemos que marcar con pequeñas pizarras.

Esto último es importante para identificar nuestra zona de trabajar, y recordar de forma completamente visual atender los cultivos. Luego, comenzamos con el plantando y tenemos que colocar cuatro o cinco semillas y cubrir con una capa delgada de tierra, la cual debe mantenerse húmeda.

Si lo estamos haciendo en macetas, debemos sacarlas al exterior cerca de la ventana para que reciban luz solar. Ahora viene el proceso de cuidado de la plantay hay que estar atentos para que las planta brote. Para ello, hay que regar cada dos o tres días y luego de una, dos, tres semanas o incluso, un mes veremos los primeros brotes. Esto último va a depender del tipo de semilla que hayamos plantado.

Experimentos infantiles con plantas

La jardinería en niños es una excelente actividad para que los pequeños se diviertan y aprendan sobre temas nuevos.

Sin embargo, hay otra actividad que también se le relaciona y son los experimentos con plantas, donde los niños pueden aprender sobre temas como física, química e incluso sobre biología. Por ende, si ya has plantado tu jardín y quieres que tu hijo siga aprendiendo contigo prueba realizar algunos de estos experimentos;

Teñir Apio

El primer experimento que te mostramos destaca por varios motivos y el primero de ellos,es que no se necesita de muchos elementos para llevarlo a cabo. Además, nos puede servir muy bien para explicar el método científicoya que será necesario hacer predicciones, pruebas empíricas y posteriores conclusiones.

¿Qué necesitas?

  • Vasos transparentes (la cantidad que desees).

Elaboración

Para llevar este experimento a cabo vamos a tomar los vasos transparentes que hayamos elegido y en ellos vamos añadir agua. Hecho esto debemos colocar colorantes en cada uno de los vasos y luego sumergir el apio.

En este punto, es buena idea que preguntemos a los niños que creen que va a pasar, es decir, que hagan predicciones que, como mencionamos, forman parte del método científico.

Al haber escuchado las predicciones de los pequeños, podemos pasar a dar la respuesta que es; El apio se ha tenido, algo que se debe a los capilares de la planta que pueden adsorber el agua con colorante. Esto es algo que hace el apio para lograr alimentarse y de ese modo sobrevivir.

El laberinto de las plantas

Cómo debemos saber muchas plantas necesitan de luz solar para vivir y aunque, algunas lo necesitan en menor medida, este sigue siendo indispensable para ellas. Por esta razón, vamos a demostrar por medio de un experimento lo que puede hacer una planta para buscar la luz solar.

¿Qué necesitamos?

  • Una planta.
  • Una caja de cartón y su tapa.

Elaboración

Lo primero que vamos a hacer es tomar la caja de cartón y hacerle un agujero en la parte superior y en el interior de la misma haremos una especie de laberinto. Para ello,utilizaremos más cartón y cinta adhesiva, para hacer las paredes del laberinto, dejado un espacio en la parte inferior de la misma para colocar la planta.

Al tener lista nuestra caja y el laberinto, vamos a tomar la planta y la vamos a colocar en la parte inferior de la caja. Una vez realizado esto, debemos cerrar la caja y esperar, para ver como la planta busca la luz a cualquier precio.

Una buena idea con este experimento es hablarles a los más pequeños sobre la fotosíntesis con luz y hablar sobre el hecho de que hay plantas que necesitan una menor cantidad de luz solar que otras.

Las hojas cambian de color

Si tus hijos te han preguntado ¿Por qué las hojas de las plantas cambian de color? Con este experimento se lo vas a explicar bastante bien y lo mejor de todo es que no necesitas de mucho para llevarlo a cabo.

¿Qué necesitamos?

  • Filtro de café.
  • Frascos de vidrio (debe ser uno por cada hoja).
  • Hojas de diferentes árboles y colores (verde, rojas, amarillas, marrones…).

Elaboración

Lo primero que tenemos que hacer es romper cada hoja y colocarla dentro de algunos de los francos. Una vez hecho esto, debemos añadir el alcohol y dejar reposar por una hora y media aproximadamente. Al igual que, con el primer experimento, debemos hacer nuestras predicciones y determinar que creemos que va a pasar.

Una vez que haya pasado el tiempo nos daremos cuenta que el color de cada hoja se ha trasladado al alcohol en el frasco. Cuando esto ocurra debemos colocar un filtro de café en cada frasco y vamos a tener que esperar 4 horas. Pasado el tiempo, vamos a ver cómo en cada filtro están uno o más de los tres pigmentos que las hojas contienen.

Por ejemplo, la clorofila que es de color verde, los carotenos, son de color amarillos y la antocianina son de color naranja o rojo dependiendo de la luz solar que reciban las hojas.

 No debes tirar el experimento, deja que los días pasen y observa como con el pasar de estos, comienzan a acortarse. Debido a la ausencia de luz, que provoca que cambie la producción de los 3 pigmentos mencionados, es por este motivo que las hojas cambian de color.

Reutilizar huesos de un fruto

Este es un experimento bastante conocido y se suele utilizar el hueso de un aguacate, para ver como el mismo crece. Se trata de una alternativa educativa, muy fácil de llevar a cabo y que no necesita de muchos elementos;

¿Qué necesitamos?

  • Hueso de aguacate.
  • Palillos o pinchos de brochetas.
  • Botellín de plástico para reciclar.

Elaboración

Lo primero que tenemos que hacer es tomar el hueso, guardarlo y limpiarlo, para ello debes dejarlo lavar y secar toda la noche. Luego, debes pinchan con un palillo en cada uno de los puntos cardinales. Una vez hecho esto, debes colocar el aguacate sobre el botellín de plástico. Pero antes de ello este último tiene que haber sido previamente cortado por la mitad.

También, puedes utilizar un vaso de cristal transparente para ver cómo se produce el proceso, una vez hecho esto tienes que rellenar con agua. De este modo, el hueso del aguacate toca el agua, el aguacate se rompe, dejando salir las raíces de los que será tu nueva planta. Este es el mismo proceso que sucede en la naturaleza, pero ahora podremos ver de primera mano cómo se lleva a cabo.

Te recordamos quetienes que cambiar el agua de vez en cuando para que sigas teniendo nutrientes que hagan crecer a tu planta. En cuanto al sitio para colocarla, lo ideal sería donde haya luz indirecta, al menos hasta que comience a crecer fuerte y con hojas, en este punto si debemos pasar nuestro árbol de aguacate a la tierra.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados