Cómo motivar a un niño para aprender matemáticas

La asignatura de matemáticas es una de las que menos éxito tienen entre los más pequeños. Las matemáticas requieren mucha atención y concentración, algo que, en ocasiones, no resulta tan fácil de conseguir en niños. Es por eso por lo que encontrar la mejor forma de motivarlos para que les resulten divertidas puede ser la mejor solución.

 

Pero ¿cómo motivar a un niño para aprender matemáticas? ¿Qué pautas debemos seguir para que disfruten y que no sientan que es una imposición escolar?

 

Trucos para motivar a un niño en el aprendizaje de las matemáticas

 

A pesar de que no es un camino fácil, con constancia y esfuerzo podemos conseguir que los niños se diviertan aprendiendo matemáticas. Vamos a conocer algunos trucos que podréis poner en práctica desde ya mismo.

No hablar nunca de forma negativa de las matemáticas

 

Aunque a ti no te gusten las matemáticas, te recomendamos no hablar mal de ellas nunca ya que es posible que los niños terminen interiorizando este pensamiento y las vean como algo negativo. Deja de decir eso de que “las matemáticas son muy difíciles” y cámbialo por “las matemáticas son divertidas”.

 

Este mensaje calará hondo en los más pequeños y empezarán a apreciarlas e incluso a querer seguir aprendiendo.

 

Motiva a los niños a aprender

 

La motivación es una de las grandes claves para que un niño ponga interés en el aprendizaje de las matemáticas. Si el pequeño no tiene curiosidad por aprender, no lo hará nunca.

 

Comienza a contar desde que son pequeños

 

Para que los niños muestren interés por las matemáticas, es importante que las tengan presentes desde que son pequeños. ¿Cómo? Pues empezando al mismo tiempo que aprenden a caminar o a hablar.

 

Subir las escaleras contando los escalones, contando los trozos de fruta de la merienda, jugando con los dedos de los pies…, esto les motivará para seguir contando y aprendiendo en su día a día.

Inventa juegos matemáticos para aprender mientras se divierte

 

A todos los niños les encanta jugar. Es por eso por lo que inventar juegos matemáticos es una buena forma de incentivarlos y de generar interés por los números. Ahora bien, ¿Qué juegos se pueden usar para aprender jugando?

 

  • Bloques geométricos: además de ordenarlos o hacer montañas, podéis contar las caras de cada figura u ordenarlo por colores.
  • Clasificar objetos cotidianos: contar los cubiertos mientras que los colocan es una buena opción. Lo mismo con la ropa e incluso con sus juguetes.
  • Ordenar de menor a mayor.
  • Búsqueda del tesoro: pon las pistas con números y deja que las vaya descubriendo poco a poco. Le encantará este juego.

 

Estos son algunos de los juegos que se pueden usar para motivar a un niño para aprender matemáticas sin apenas esfuerzo.

 

Con estos trucos podrás ver cómo se interesa cada vez más por los números, incluso le encantará aprender a hacer cuentas o cálculo mental a medida que pase el tiempo. Eso sí, es importante practicar cada día de forma natural para que no pierda el interés.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados