¿Cómo hacer un puzzle casero para niños?

Los juegos didácticos son una de la herramientas más divertidas a la hora de estimular el desarrollo psicológico y motor de los niños en sus diferentes edades, es por eso que siempre debemos tener en nuestras casas juegos que se adapten a la etapa de la niñez por la que están pasando nuestros hijos, sobrinos o hermanitos.

Uno de los juegos de mesa favoritos tanto por los pequeños como por quienes ya están más entrados en años, son los famosos puzzles o como se les llama en muchos países “rompecabezas”.

Sin embargo, muchas personas por una cuestión de economía o por algún motivo ecologista prefieren fabricar sus propios juegos, utilizando una gran variedad de materiales de reciclaje que siempre se encuentran presentes en la mayoría de los hogares.

En este caso queremos que aprendas junto a nosotros cuáles son los pasos que se deben seguir en la fabricación de puzzles o rompecabezas caseros, una alternativa bastante divertida si también incluimos en el proceso de fabricación a los niños.

Puzzles de cartón para niños

El cartón es una excelente material a la hora de realizar cualquier manualidad en casa, además podemos aprovechar para reciclar ese cartón que estaba destinado a ir al bote de basura y así contribuir un poco con nuestro medio ambiente.

Materiales

  • Láminas de cartón
  • 1 tijera con punta redonda
  • 1 regla
  • 1 lápiz
  • Pintura tempera de diferentes colores
  • Varios pinceles de diferentes grosor

Procedimiento

Comenzamos cortando el cartón con la forma que queremos que sea nuestra imagen, preferiblemente cuadrado o rectangular.

Luego vamos a crear el fondo donde dibujaremos la imagen, así que procedemos a pintar una de las caras del cartón con una capa de pintura blanca.

Esta capa de pintura blanca nos ayudara a resaltar mejor los colores que utilizaremos y además nos servirá de base evitando que el cartón absorba los demás colores.

Luego de que la pintura blanca esté seca, procedemos a realizar el dibujo de nuestra preferencia, lo más recomendable es hacerlo primero con lápiz para después darle color

Este es el momento ideal para incluir a los niños en el proceso de elaboración, podemos darles un pincel y pedirles que nos ayuden con algunos detalles del dibujo.

También debemos tener en cuenta la edad del niño a la hora de realizar el dibujo, ya que la complejidad de la imagen debe ser acorde con la capacidad del pequeño, además debemos tomar en cuenta las preferencias del menor para poder plasmar un dibujo que le parezca atractivo y no pierda el interés por el juego.

Luego procedemos a cortar con la tijera cada una de la piezas del juego, aquí también cobra importancia la edad del niño, ya que no podemos sumarle mucha complejidad a la hora de armarlo, mientras más pequeños sean los niños menos piezas debe tener el juego y más grande deben ser las partes.

Al cortarlo hemos terminado nuestro juego casero, se recomienda hacer un estuche de cartón o reutilizar la caja de un cereal para tener un lugar donde guardarlo y que no se pierdan las piezas.

Puzzle casero con afiche

Muchas veces tenemos en casa un afiche y no sabemos dónde guardarlo o donde colocarlo, por eso atentos. Con este este procedimiento podremos convertir ese afiche en un divertido rompecabezas o puzzle, para que jueguen los consentidos del hogar.

Materiales

  • 1 afiche pequeño o mediano
  • 1 cartulina del mismo tamaño que el afiche o más grande
  • Pegamento
  • 1 tijera de punta redonda
  • 1 regla
  • 1 marcador

Procedimiento

Comenzamos agregando pegamento en la cartulina para luego colocarle encima el afiche, debemos asegurarnos de que esté bien extendido, para evitar que queden arrugas que dañen la estética del juego.

Lo dejamos reposar por un rato hasta que seque bien el pegamento.

Luego con la ayuda del marcador y de una regla, dibujamos por el lado de la cartulina las formas que tendrán las piezas del puzzle.

Recordemos que el tamaño y las formas de cada pieza deben ser acorde con las habilidades y la edad del niño.

Luego solo queda tomar la tijera y cortar sobre los trazos que dibujamos hasta obtener una imagen dividida en pedazos.

Puzzle de fieltro en casa

Uno de los beneficios de realizar un rompecabezas con fieltro, es que podemos asegurarnos que el juego tendrá una vida útil más larga que la que nos puede brindar el cartón o la cartulina.

Además es un material ideal para los niños más pequeños ya que su suavidad les puede parecer atractiva. Por otro lado está el hecho de ser inofensivo, por lo que es imposible que se puedan lastimar mientras juegan.

Presta atención a todo lo necesario para este juego de puzzle.

Materiales

  • 1 trozo grande de fieltro
  • Pintura al frio de diferentes colores
  • Pinceles de diferentes medidas
  • 1 tijera
  • 1 marcador
  • 1 regla

Procedimiento

Primero debemos cortar el trozo de fieltro para darle una forma cuadrada o rectangular.

Luego procedemos a colocar el fieltro sobre una superficie plana y dura para poder pintarlo.

Realizamos un dibujo con el marcador y luego lo pintamos, recordemos la edad del niño para realizar un dibujo que sea fácil de armar.

Dejamos reposar varias horas, para asegurarnos que la pintura esté bien seca y evitar mancharnos en los siguientes pasos.

Colocamos el fieltro sobre la misma superficie pero esta vez con el dibujo para abajo. Con la ayuda de la regla trazamos las líneas para darle forma y tamaño a cada una de las piezas que conforman el rompecabezas.

Por último procedemos a cortar, guiándonos por las líneas trazadas y así tendremos el dibujo fragmentado.

Si no queremos dibujar la imagen, podemos optar por hacer recortes de uno o varios dibujos de tela  que luego pegaremos al fieltro utilizando pegamento de silicón.

La verdad es que si ponemos a volar nuestra imaginación,son muchos los materiales que podemos emplear para realizar nuestros puzzles caseros y poder tener de esta manera, una herramienta divertida para estimular el desarrollo de los niños.

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados