¿Cómo enseñar problemas de Matemáticas?

¿A tus hijos o estudiantes no les interesa profundizar sus conocimientos en esta cátedra? ¿Dan largas a este asunto cada vez que intentas practicar con ellos? Tal vez la pedagogía ejercida no es la correcta para captar su atención, sin embargo, en este artículo aprenderás ¿Cómo enseñar problemas de Matemáticas con destreza.

10 recomendaciones para tener éxito

Es bien sabido que las Matemáticas no son del agrado de muchos estudiantes. Sin embargo, es un requisito obligatorio si desea avanzar de grado y alcanzar los máximos niveles de la educación básica formal. Acá te presentamos algunos consejos infalibles para generar interés en los niños y jóvenes más renuentes por aprenderla:

  1. Anima a tus alumnos a nuevos retos. Ellos no querrán resolver un problema matemático si no haces una introducción que les llame la atención. Cada problema tiene solución, por más complejo que parezca. Facilita las armas de resolución para que ellos estén entusiasmados de culminar con las actividades del día.

  2. Fomenta la confianza dentro del aula. Ningún estudiante, por más brillante que sea, será capaz de resolver un problema matemático que no resulte familiar para su cognición. Sé su aliado(a) en la búsqueda de respuestas sin decirla por completo. Ofrece pistas curiosas para alimentar el conocimiento de forma creativa.

  3. La ayuda no consiste ni en mucha o en poca. Solo ofrece ciertas herramientas adicionales que se acerquen a la respuesta correcta. Apoya de lleno a las personas que presentan más confusión con el planteamiento.

  4. Utiliza preguntas sencillas que evoquen su sentido común. Si realizas un problema con un lenguaje muy técnico, estarás perdiendo la última oportunidad para que algún estudiante resuelva el ejercicio con destreza.

  5. Asiste a que su pensamiento lógico esté sobre la marcha. Un buen guía es aquel que incentiva a su grupo de clase a elevar su inteligencia lógica matemática en gran nivel para finalizar los problemas en poco tiempo.

  6. Declara que en su imaginación está su principal aliado. Solventa aquellas etapas de incomodidad por su uso. Aunque parezca trivial, representa una base interesante para abordar las respuestas con un poco de elocuencia.

  7. Cambia las estrategias de evaluación cada vez que involucres los problemas matemáticos. Algunos ejercicios son aptos para labores individuales, pero otros más bien requieren el trabajo en equipo para salir adelante en la asignación.

  8. Hablarles de los beneficios que representa estudiar matemáticas, pero, ¡ojo!, refiere desde la perspectiva de cualquier alumno y no de un adulto, porque su mundo es muy diferente al del docente. Si incurres en esta práctica errónea, no estarán dispuestos a convivir con los números y el pensamiento lógico.

  9. Si tus alumnos son brillantes con la escritura, insiste en una estrategia con la cual te puedas acercar por este medio, en caso de no comprender las lecciones desde el habla.

  10. Compartir las respuestas mediante debates. Sí, es una excelente alternativa para que la clase fluya muy rápido con varios participantes indagando sobre la misma respuesta. Presta mucha atención al énfasis que hacen los estudiantes para discernir en ella. Aunque no acierten, su intención también es positiva.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados