Cómo enseñar jugadas de ajedrez a tus hijos en 5 pasos

Si eres de esos papás o mamás que disfrutan con un juego de ajedrez, seguramente estás deseando enseñar a tus hijos jugadas de ajedrez. Desde luego puede ser una fantástica experiencia en la que ambos disfrutaréis juntos y que podrá aportar grandes beneficios a tus pequeños.

Los estudios demuestran que jugar al ajedrez aumenta el coeficiente intelectual de los niños y les ayuda a ejercitar ambos lados del cerebro, aumentando la innovación, el pensamiento creativo y la originalidad. 

Son muchos beneficios como para no estar deseando enseñar a tus hijos a jugar al ajedrez, así que, sobre todo, no te frustres y ten paciencia. A algunos niños puede costarle más que a otros familiarizarse con los movimientos de las fichas del ajedrez, así como llegar a construir estrategias por sí mismos. Sé paciente, poco a poco el niño se irá introduciendo en el juego y desarrollando sus capacidades, pero hay que darle tiempo a que lo haga.

Para enseñar jugadas de ajedrez a tu hijo, primero tienes que enseñarle cómo se juega y el movimiento que hace cada una de las fichas, lentamente, paso a paso.

Enseñar ajedrez a tu hijo en 5 pasos

1.     Preséntale las piezas

Antes de nada, el niño debe conocer todas las piezas del tablero. Preséntaselas y deja que las manipule e interactúe con ellas. Asegúrate de que las identifica con soltura antes de continuar al siguiente paso.

2.     Muéstrale el objetivo del juego

Cuéntale a tu hijo que el objetivo que persigue el juego es proteger al rey. Enséñale formas para que su rey esté protegido durante la partida. Al niño se le ocurrirán ideas. No pasa nada porque no encajen en las normas del juego. Lo principal ahora es que se interese por el juego.

3.     Jugad con los peones

Empezar a jugar solamente con los peones hasta que el niño coja soltura y controle el movimiento. Después añadir el caballo. El caballo es una pieza que tiene un movimiento que puede ser complicado de entender para el niño, así que cuando lo domine podrás añadir el alfil y después la torre.

Así, poco a poco, ve añadiendo fichas y jugando partidas con el niño para que se vaya habituando a los movimientos que hace cada una de ellas y que los domine antes de pasar a la siguiente.

  1. Añade al Rey

Cuando añadas al rey, recuérdale a tu hijo el objetivo del juego y también explícale conceptos como “jaque” y "jaque mate". Indícale el significado de estas palabras y practicadlos.

  1. Añade la Reina

El jugador más poderoso del juego. Enséñale el poder que tiene la reina en el tablero de ajedrez. Es la única ficha que puede moverse cuanto quiera y en cualquier dirección.

¡A divertirse!

Una vez que ya están todos los conceptos sobre la mesa y el niño ha aprendido los movimientos de cada una de las fichas y cuál es su objetivo en el juego: proteger su rey y destronar al otro, entonces ya solo queda ¡divertirse! Deja que el niño se vaya moviendo y vaya creando sus propias estrategias. Costará un poco al principio. Lo importa es que se divierta para que no pierda el interés.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados