¿Cómo enseñar física con humor?

Para nadie es un secreto que las Matemáticas, Física y Química son asignaturas poco agradables para los chicos con edades escolares. Quizá algunos tienen recuerdos no muy gratos. En esta ocasión queremos exaltar la importancia de Cómo enseñar física con humor, para establecer pedagogías dinámicas que fomenten el conocimiento de los fenómenos naturales desde un punto de vista ameno.

Es oportuno hacer un llamado de reflexión a los padres y representantes para inculcar el deseo de sus hijos por aprender Física. Si en el salón de clases huyen de su enseñanza, quiere decir que están fallando como los educadores del hogar. ¡Acerca a tus jóvenes a la ciencia y verás cómo lo agradecerán en el futuro!

Experimentos

Es la táctica que nunca falla para que los chicos aprendan los primeros fundamentos de la Física con entusiasmo. Acá no es necesario el empleo de materiales ostentosos porque basta tener agua, velas, jabón, entre otros recuerdos, para elaborar experimentos divertidos, además de observar la magia de los fenómenos naturales como hecho elemental del planeta.

Artefactos científicos

Si supieras la utilidad que tiene la creación de un aparato casero para un regalo de cumpleaños o en Navidad, tus hijos lo van a apreciar en gran modo. No solo trata de enseñar las funciones del juguete, sino explicar el mecanismo desde la perspectiva física, recordando las leyes de Newton, por citar a un precursor inolvidable de la cátedra.

Actividades familiares

Organiza tu mejor viaje familiar al bosque o un área verde determinada para evaluar la vida de la flora y fauna. Elige algunas hojas y clasifícalas de acuerdo con la tipología que enseñan en los colegios. Siembra un árbol con tus hijos y exhorta que su permanencia en la tierra sea difusión de aire puro. Asimismo, explica la importancia de las semillas para dar vida a muchas plantas indispensables en el planeta.

Visitar museos

Otra estrategia muy divertida es el acompañamiento a museos de Ciencia para que los niños observen experimentos, maquetas o elementos vinculados con la Física. Por ejemplo, enséñales cómo funciona la electricidad en una infraestructura simulada de una vivienda o cómo navega un barco de papel con agua y jabón.

¿Por qué acercarnos a la Física?

En primer lugar, los niños no deben ver la Física como una barrera que obstruye el aprendizaje, sino como una disciplina amigable que está presente en muchos ámbitos de la cotidianidad. ¿Qué pasa si ignoran la relevancia de la electricidad o las leyes de Newton? Son hechos fundamentales que están al día para ampliar el conocimiento.

Una didáctica de gran dinamismo con un toque de humor permitirá que la interacción con la Física sea un hecho natural y no impuesto en el colegio u hogar. En su etapa adulta, desarrollarán un espíritu crítico, con la buena valoración al método científico para analizar la razón por la cual la ciencia forma parte de todos los espacios en los que se desenvuelve la humanidad.

Explota el potencial creativo de los más pequeños con experimentos, visitas al museo u observación de la naturaleza, desde un lugar apropiado, para que distingan los maravillosos secretos que esconde el planeta.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados