Ciencia y tecnología: ¿Nuestros avances nos dirigen a algo mejor?

Es común ver que los conceptos “ciencia” (del latín scientia, conocimiento) y “tecnología” (techne -> habilidad u oficio) son utilizados constantemente de forma separada como palabras con significados diferentes, o en conjunto como “ciencia y tecnología”. Sin embargo, frecuentemente son mencionados como “sci-tech” en países adaptados a esta relación; y es que no sólo causa confusión en el contenido conceptual, sino que también suelen emplearse de forma indistinta en la práctica.

La ciencia y la tecnología se distinguen claramente porque la primera es el sistema de conocimiento con la naturaleza como objeto de estudio, incluyendo a la sociedad e individualmente a cada persona, que se adquiere mediante la experimentación, el razonamiento, el perfeccionamiento o la inclusión de nuevos conocimientos que se ponen a prueba y se ajustan a una evidencia. Por otro lado, la tecnología es el proceso de trabajo de todos los métodos, programas, normas, materiales, etc., creados por los operadores que hacen su esfuerzo por controlar el entorno objetivo y satisfacer las necesidades de la vida y la producción, a través del conocimiento. Posteriormente, aunque los conceptos de las dos palabras cambiaron, hasta cierto punto, el significado básico se sigue conservando.

Basándonos en la historia, la ciencia y la tecnología se han desarrollado casi de manera independiente y se han estrechado cada vez más y, pese a eso, sigue siendo bastante difícil poder desarrollar una definición adecuada en ambos casos, y es que, a modo simple, la ciencia es un conjunto de conocimientos que se obtuvieron por observación y razonamiento para su futura deducción de principios, mientras que la tecnología es el conjunto de técnicas y teorías que practican los conocimientos científicos, es decir, la aplicación de la ciencia. ¿Así de sencilla es la diferencia entre ambos conceptos? No, aún queda un poco escasa con esa definición.

Derivado de lo anterior, observemos algunas de sus principales diferencias, por ejemplo, la ciencia estudia la naturaleza misma, mientras que la tecnología se ocupa de objetos artificiales; la ciencia se centra en la parte de la naturaleza que puede explorarse y reconocer para buscar la verdad y adquirir conocimiento, y la naturaleza se centra en la parte de la naturaleza que se puede utilizar y manipular para enfatizar su aplicación y beneficios para las personas; la ciencia está impulsada por la curiosidad y se aleja de las relaciones sociales, mientras que la tecnología se impulsa por una misión y estrechamente relacionada con las relaciones sociales y; por último, la ciencia tiene como resultados finales teorías o sistemas de conocimiento, y la tecnología resulta en procesos y objetos artificiales para facilitar la vida de las personas. Además, la ciencia busca el universalismo, el desinterés y el escepticismo organizado para llegar a la verdad, mientras que la tecnología apunta a obtener mayores ganancias económicas e intereses materializados, concluyendo en invenciones patentadas. En resumen, podemos decir que la ciencia busca la libertad a través del descubrimiento de nuevo conocimiento manteniendo despierta la curiosidad y, en cambio, la tecnología busca el uso del conocimiento adquirido para la comodidad y facilidad de ejecutar las actividades de la vida humana.

Internacionalmente, se acepta ampliamente que el mundo en desarrollo necesita invertir en ciencia y tecnología ahora para no correr el riesgo de quedarse atrás a medida que se ensancha la brecha tecnológica entre el Norte y el Sur. Sin embargo, estas inversiones deben equilibrarse con inversiones continuas en servicios básicos para toda la población, como atención médica y suministro de agua y saneamiento. Resulta un debate continuo el optar por lograr este equilibrio en los círculos políticos, y dicha tensión aumenta por la evidencia que sugiere que las economías de rápida industrialización, en realidad están experimentando un aumento en las disparidades económicas y de salud entre sus poblaciones. ¿Es justo que los pobres de un país en proceso de industrialización deban quedarse atrás mientras que el resto del país avanza?

La ciencia y la tecnología pueden hacer una contribución importante y vital al desarrollo, sugiriendo la necesidad de enfocar las inversiones, tomando como ejemplo la salud pública. Para que esto pueda lograrse, son fundamentales las políticas y estrategias gubernamentales que alinean los objetivos de salud pública y las propiedades tecnológicas, incluyendo programas de capacitación intersectorial para mejorar el diálogo entre los sectores de tecnología y salud, establecer células de transferencia de tecnología para aumentar la comercialización de la investigación en salud relevante para las necesidades locales y aprovechar la comercialización de alto volumen de bajo margen para productos de salud.

El comprender mejor cómo influyen los avances en ciencia y tecnología a la creación de nuevas ocupaciones y los cambios posteriores a en los programas educativos, puede ayudar a la toma de decisiones en todos los niveles de nuestra sociedad. Como resultado de los esfuerzos de investigación y desarrollo, se logran innovaciones que dan como resultado la creación de nuevas ocupaciones y la demanda de empleados con experiencia en estas nuevas áreas, lo cual conduce a las universidades y colegios a revisar sus programas educativos con la finalidad de abordar estas necesidades y satisfacer la demanda.

Una de las ventajas, tanto para la ciencia como para la tecnología, es el rápido aumento del conocimiento científico disponible que se debe en gran parte a la introducción de nuevas estrategias de investigación, conduciendo a ráfagas de innovaciones tecnológicas. A fin de cumplir con la justificada solicitud pública de sostenibilidad de las innovaciones tecnológicas que contribuyan a la configuración del futuro, se debe prestar mayor atención a la evaluación de políticas y tecnologías basadas en la ciencia.

Ahora, debemos desarrollar y realizar el seguimiento y evaluación del desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación con una nueva perspectiva. Esto debe ser acorde con los objetivos marcados para concretar los avances e identificar las fortalezas y debilidades en el logro de los mismos y aumentar la probabilidad de los mismos.


 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados