23 de Septiembre de 1859, en aguas del puerto de Barcelona (España), tiene lugar la primera inmersión pública del submarino "Ictíneo", de Narcís Monturiol.

Tal día como hoy (23 de Septiembre) de 1859, en aguas del puerto de Barcelona (España), tiene lugar la primera inmersión pública del submarino "Ictíneo", de Narcís Monturiol.
     
Narciso Monturiol Estarriol nació en Figueras el 28 de septiembre de 1819 y fue un ingeniero, intelectual, político e inventor. 
       
Inició estudios de medicina en Cervera (Lérida), que decidió abandonar y cursó la carrera de derecho en Barcelona, donde se licenció en 1845.
      
En lugar de ejercer su carrera, prefirió dedicarse en principio a la política, y más tarde a la ciencia y la técnica. 
     
Monturiol concibió la idea de construir un sumergible tras presenciar en el Cabo de Creus la muerte de un recolector de corales; se propuso entonces fabricar un barco capaz de hundirse y que permitiera arrancar y recoger sin riesgos el coral desde su interior.​ Sin embargo, aunque anotó sus primeras ideas en 1848, las mantuvo en secreto durante casi once años: carecía de los fondos necesarios para el proyecto, y además sospechaba que este, muy avanzado para su época, sería objeto de la burla general.
     
El nombre Ictíneo era el resultado de combinar las palabras del griego antiguo ichtus (pez) y naus (barco). En palabras de Monturiol, se trataba de un «barco-pez»: «su forma es la del pez, y como él tiene el propulsor en la cola, aletas para la dirección, vejigas natatorias y lastre para estar en equilibrio con el agua desde el momento en que se sumerja».
      
En 1858, una vez conseguidos los primeros fondos, presentó su proyecto en un opúsculo titulado El Ictíneo o barco-pez .​ Su primer submarino, el Ictíneo I, fue botado en el Puerto de Barcelona el 28 de junio de 1859, y tras una serie de inmersiones en privado, hizo su presentación pública el 23 de septiembre. Ante accionistas, prensa y público en general logró hacer navegar el barco completamente sumergido durante 2 horas y 20 minutos a una profundidad de 20 m, y hacerlo volver a la superficie.
     

El Ictíneo I, hecho principalmente de madera y constaba de dos cascos diferenciados: el interior o casco de presión era esférico y tenía una capacidad de 7 m³, mientras que el casco exterior o ligero tenía forma de pez con una sección elíptica inspirada en el prototipo de Wilhelm Bauer que ya navegaba en el año 1851. En el espacio entre ambos se situaban los tanques de flotación, un depósito que suministraba oxígeno para la respiración e iluminación, y otro tanque de hidrógeno que alimentaba una lámpara oxhídrica para iluminar las profundidades marinas.​

La nave tenía un propulsor plano de aleta accionado por cuatro hombres de la tripulación. La inmersión se conseguía mediante una hélice horizontal que podía dar vueltas en ambos sentidos, poseía bombas de densidad y aire, con la finalidad de asegurar la estabilidad y flotación del ingenio. El buque estaba equipado con una serie de herramientas específicas para la pesca del coral, ya que este era el objetivo principal del proyecto.

     
Las pruebas oficiales se llevarían a cabo en el puerto de Alicante el 7 de marzo de 1861, con presencia de autoridades de la Marina; el gobierno de Isabel II nombró a varias comisiones de estudio con vistas a ofrecer una ayuda al proyecto que nunca llegó, a pesar del entusiasmo popular y el apoyo de las Sociedades Económicas de Amigos del País. Como consecuencia, Monturiol escribió una carta a la ciudadanía, animando a una suscripción nacional, con la que consiguió 300.000 pesetas de los ciudadanos españoles. Con el capital obtenido, se constituyó la empresa La Navegación Submarina con el proyecto de desarrollar el Ictíneo II.
      
Como curiosidad comentar que eIctíneo fue el primer sumergible o submarino con finalidades no bélicas, si bien Monturiol ya tenía previsto su posterior uso militar. Realizó 69 inmersiones en total, todas ellas sin ningún accidente, ya que, a diferencia de los precursores y contemporáneos de Monturiol, para este, la seguridad de los tripulantes era su principal preocupación.
       
-----------------------------------------------------------------------------------------------
- ¡Que se hunde!
- ya
- ¡que se hunde!
- ya
- ¡Haz algo!
- ¿Para qué?
- ¡Qué se hunde!
- ya
- ¿y estás aquí tan tranquilo?
- si
- ¿porque?
- porque es un submarino
- ¿un submarino?
- si
- ¿y que hace un submarino?
- navegar hundido y salir a la superficie después
- ¿Así que volverán a la superficie sin ningún daño?
- pues eso es lo que esperamos
- ah....

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados