Química

En idioma español, la química es una palabra que contiene a dos acepciones, principalmente se trata de la Ciencia que estudia la composición de las sustancias y cómo pueden cambiarse.

Una frase ejemplar pudiera ser “en clase de química aprendimos cómo el agua se convierte en hielo”, aunque también otra concepción no tan vinculante para este caso se refiere con el entendimiento entre 2 o más personas. Por ejemplo, “María y Fernando se llevan muy bien. Existe mucha química entre ellos”.

El descubrimiento de la química

La historia de la química va de la mano con el desarrollo del ser humano, en virtud de que esta considera las transformaciones de materias y las teorías correspondientes.

El principio del dominio de la química coincide con el principio del dominio del fuego. Incluso, existen indicios fehacientes de que, hace más de 500.000 años, en tiempos del homo erectus, algunas tribus lograron comenzar a utilizar esta Ciencia para preparar sus alimentos.

Ya para el año de 1735, el químico sueco Georg Brandt analizó un pigmento azul oscuro encontrado en una mina de cobre, dando paso al nacimiento de lo que hoy conocemos como cobalto. Años después, en 1748, el español Antonio de Ulloa publicó la descripción de un nuevo metal: el platino, y en 1751, un discípulo de Stahl, Axel Fredrik Cronstedt, identificó el níquel.

La química moderna

Si bien los elementos químicos tienen un origen extraterrestre, surgidos con el Big Bang, la química moderna es relativamente reciente. El francés Antoine Laurent de Lavoisier es considerado como su progenitor, cerca del siglo XVIII. Uno de sus grandes aportes fue afirmar que la masa no se crea ni se destruye, sino que se conserva en las reacciones.

De la misma forma, su uso de la balanza en todos los experimentos significó un gran avance para esta ciencia. Lavoisier descubrió con ella la composición del aire y del agua, así como el mecanismo de las combustiones, entre otros.

Sin embargo, los procesos químicos no son únicamente algo que ocurre en la Madre Naturaleza, sino que el ser humano ha aprendido a manipularlos en su propio beneficio.

El desarrollo de la química

La evolución de la Ciencia química se puede dividir en primitiva, griega, alquimista, renacentista, premoderna y moderna. Y es que, en su lucha por comprender la energía que mueve al mundo, la Humanidad se concentró como un todo en la materia para explorar de qué está hecha y cómo reacciona en condiciones diversas.

Gracias al instinto de conservación y, más tarde, a través del uso del método científico, desde la observación y llegando a crear leyes universales, se fue desarrollando la química.

Han sido muchos los curiosos desde la prehistoria hasta la modernidad, quienes iluminaron con sus aportes el camino para el desarrollo, en principio, de una afición apasionante, pero, que no tardó en convertirse en una Ciencia pura.

Importancia de la química

Lo primero a tener en consideración es que, como ya hemos mencionado con anterioridad, la química es la ciencia que estudia la estructura, la composición, y las propiedades de la materia, con base a sus reacciones y transformaciones.

De allí que, resulta de esencial importancia, ya que todo aquello que rodea al ser humano es materia, y la química permite conocer gran parte de ese mismo entorno en el cual se existe.

Pero, además, la química es fundamental para la comprensión de muchas áreas del conocimiento humano como, por ejemplo, la astronomía, la geología, la medicina, la biología molecular, la ciencia de la materia, de los animales, la agricultura, así como las nuevas ciencias de la genética, lo cual se traduce, evidentemente, en el desarrollo cabal de las sociedades humanas.

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados