Biotecnología

La biotecnología se define como un área multidisciplinaria, que agrupa a todo un conjunto de técnicas, procesos y métodos que utilizan organismos vivos, tales como las bacterias, los hongos y los virus, partes de ellos, o sistemas biológicos derivados de los mismos para la creación o modificación de productos o procesos para usos específicos.

No obstante, se sirve de la biología, de la física y de la química, así como de otras diferentes ciencias y de otros procesos, y es muy utilizada en el área agropecuaria, de las ciencias forestales y de los alimentos, la farmacéutica y en la medicina general.

Entonces, dado lo anterior, la biotecnología consiste en un proceso aplicado de investigación de base, capaz de integrar los distintos enfoques derivados de la tecnología y de la aplicación de las ciencias biológicas, tales como la biología molecular, la biología celular, la bioinformática y la microbiología marina aplicada.

Elementos de la investigación de biotecnología 

El campo investigativo y de estudio de la biotecnología incluye el desarrollo de sustancias bioactivas, de alimentos funcionales y garantes del bienestar de los organismos acuáticos, diagnóstico celular y molecular, manejo ambiental, toxicología y genómica ambiental,

Además, incluye control de enfermedades asociadas a la acuicultura, así como la debida bioseguridad en el cultivo y procesamiento de organismos marinos y biocombustibles, dulceacuícolas y administración y control de calidad en laboratorios.

Tipos de biotecnología 

A pesar de que pueda pensarse lo contrario, esta multidisciplina no es una ciencia nueva. Conocida antiguamente como biotecnología tradicional, su práctica se inició hace miles de años.

Abarca a la producción de alimentos tan remotos como el vino, el queso, el yogurt, y la cerveza, entre otros. Todos ellos son producidos gracias a los microorganismos, a partir de los diversos procesos metabólicos naturales que estos realizan, tal como lo es el de la fermentación.

Sin embargo, los beneficios de la biotecnología se han adaptado a la modernidad y se han desarrollado enormemente desde la década de los años ochenta, siendo la ingeniería genética (manipulación y transferencia de genes) su herramienta clave.

Es posible encontrar la biotecnología roja, la cual es aplicada en el campo de la medicina, la salud y la investigación biomédica. La misma incluye la obtención de vacunas y de antibióticos, así como el desarrollo de nuevos fármacos o moléculas terapéuticas, como, por ejemplo, la insulina.

Por su parte, la biotecnología verde se centra en la producción de biofertilizantes y biopesticidas, como por ejemplo el uso de la toxina de la bacteria denominada Bacillus thuringiensis como un insecticida; el cultivo in vitro, la clonación de vegetales, la creación de nuevas variedades de plantas con interés agrícola y resistentes a virus, patógenos, plagas y herbicidas.

Dentro de los tipos existe también la llamada ciencia blanca o industrial, que aglutina a todas las aplicaciones biotecnológicas para uso de la industria.

Por último, la biotecnología azul, o marina, se destina al ámbito acuático. Utiliza los organismos marinos para generar productos de interés en industrias como la farmacéutica, la cosmética o el sector alimentario.

 

Deja un comentario