Balance hídrico – Qué es, definición y concepto

Para entender bien el significado del término balance hídrico, primero debe analizarse el origen etimológico de las dos palabras que le dan forma:

-Balance viene del francés, exactamente de la palabra “balance” que es sinónimo de equilibrio.

-Hídrico, en cambio, es una palabra que viene del griego. En concreto, es el resultado de la suma de dos componentes bien definidos como el sustantivo “hydor”, que es sinónimo de “agua”, y el sufijo “-ico”, que se utiliza para indicar “relacionado con”.

El concepto de acción se puede utilizar en referencia a la ida y la vuelta de un objeto que se mueve alternativamente a cada lado. La noción también hace referencia al análisis económico de los ingresos y gastos monetarios y la comparación hecha de una situación para sacar una conclusión. hidráulicapor otro, es el que está vinculado al agua como elemento que aparece en la naturaleza.

Balance hídrico Estas definiciones nos permiten acercarnos a la noción de Balance hídricoaunque primero hay que establecer claramente qué es el equilibrio. Es un método matemático basado en ley de conservación de la materiaque indica que el asignatura no se destruye ni se crea: simplemente se transforma.

En cumplimiento de estos principios, el equilibrio de la materia cree que el puré de patatas que se encuentra en a sistema cerrado se mantiene constante (excepto las reacciones atómicas o nucleares y la materia que alcanza velocidades cercanas a la velocidad de la luz). De esta forma, cuando pones demasiado en un sistema, debes hacerlo acumular O salir (la entrada es igual a la acumulación más la salida).

Si retomamos la idea del equilibrio hídrico, podemos decir que es el relación entre todos los recursos hídricos Qué entran En sistema y todos los recursos que salen del mismo sistema durante un período de tiempo determinado.

Un sistema de agua puede estar en lagunauno Ríouno coger de nuevo o hasta que cuerpo de una persona, por citar algunas posibilidades. Si tomamos el caso de un lago, las entradas de recursos hídricos pueden deberse a la precipitación, la transferencia de agua de una cuenca hidrográfica o las entradas de agua subterránea, mientras que las salidas de recursos pueden ser debidas a evaporación, la abstracción humana, la infiltración, etc.

Es necesario establecer que el concepto de balance hídrico también se utiliza en el ámbito de la salud. Se utiliza precisamente para referirse al equilibrio que existe entre los recursos hídricos que llegan al organismo y los que salen en un período de tiempo determinado. Y es así como puedes comprobar que el cuerpo tiene la cantidad de líquido que necesita para seguir funcionando con absoluta normalidad.

En este caso debe tenerse en cuenta que el agua que llega al cuerpo lo hace tanto a través de los líquidos que se ingieren como también a través de los alimentos que se comen. Esto establece que la ingesta de líquidos en el organismo suele estar entre 2.100 y 2.900 mililitros. Aproximadamente 2.400 mililitros de esta cantidad se pierden al día a través del sudor, la orina, las heces…

El equilibrio, por tanto, puede verse alterado por situaciones concretas como vómitos, diarrea, sangrado, sudoración excesiva…

Deja un comentario