Antibióticos

Los antibióticos para las infecciones son medicamentos específicamente prescritos para combatir a todo tipo de organismo bacteriológico, es decir, afecciones causadas por bacterias en los seres humanos y los animales, ya sea eliminándolas o dificultando su crecimiento y posterior multiplicación.

Sin embargo, es preciso dejar en claro que este medicamento solo sirve para tratar a un cierto número de infecciones y no a todas en su conjunto. Tales como pueden ser los antibióticos para infecciones de orina, la tosferina, la infección de garganta por estreptococos o la septicemia, una enfermedad potencialmente mortal y respuesta extrema del organismo ante una infección.

Virus y bacterias tratadas con Antibioticos 

Las bacterias son microbios habitantes del medioambiente y en todo el interior y exterior de nuestros cuerpos. La mayoría, son inofensivas e incluso útiles para las personas, pero algunas pueden provocar infecciones, como la infección de garganta por estreptococos.

Los virus, por su parte, son microbios diferentes de las bacterias. Causan infecciones como resfriados e influenza. Sin embargo, no tratan infecciones causadas por virus, por lo que no hay antibióticos para Covid-19.

¿Cuándo no usar antibioticos? 

Funcionan muy bien para combatir un sin número de infecciones como por ejemplo los antibioticos para la piel. Sin embargo, estos son falibles contra los virus que causan el resfriado común.

Tampoco se debe aplicar en los casos de dolores de garganta, a excepción de que se trate de una infección por efecto de la presencia de estreptococos, sinusitis moderada, infecciones de oído, etc. Por lo general, estas son enfermedades que mejoran por sí solas, sin necesidad de tratamiento externo.

Efectos secundarios de los antibióticos

Es fundamental tener en cuenta que, cada vez que se usan, pueden producir efectos secundarios en la persona. Los más comunes varían desde problemas de salud menores hasta unos mucho más sensibles y muy graves, que pueden incluir sarpullido, diarrea, náuseas, e infecciones por hongos, entre los más leves.

No obstante, existen personas que optan por utilizar un antibióticos naturales, tal como el ajo, el jengibre y la cebolla. Al ser de origen orgánico, son incapaces de producir efectos negativos en el cuerpo.

Por el contrario, los efectos secundarios más graves pueden conllevar a una infección micótica realmente grave, como en el tracto digestivo, boca y vagina.

Importancia de los Antibióticos

La aplicación de antibióticos es esencial para tratar infecciones y salvar vidas. Sin embargo, cada vez que se usan, pueden contribuir a la resistencia del mismo, una de las mayores amenazas para la salud pública.

Por otro lado, los beneficios que aportan los generalmente superan el riesgo de que provoquen efectos secundarios o de que lleven a la tolerancia física a este tipo de medicamentos. Es importante saber qué no tomar con antibióticos para lograr su eficaz efecto.

El problema es que, muchas veces se recetan de manera indiscriminada e innecesaria, lo cual atenta enormemente a la salud, al buen nombre y utilidad de estos importantes medicamentos. Razón por lo que deberías estar consciente de cuáles son los antibióticos más comunes y para qué sirven realmente

 

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario