24 de Noviembre de 1874, Joseph Golden obtiene la patente del alambre de espino.

Tal día como hoy (24 de Noviembre) de 1874, en Estados Unidos, Joseph Glidden obtiene la patente del alambre de espino.
Desde mucho tiempo atrás se investigaban métodos «pasivos» para defender los campos de cultivo de los animales tanto salvajes como de ganadería. También se necesitaba defender nuevas tecnologías como el tren del paso de animales. 
Algunos inventos aparecieron en Francia y EEUU antes de 1867. En 1867 a Lucien B. Smith de Kent, Ohio, patentó un sistema de alambre de espino para ganadería y se le considera el inventor del uso moderno del alambre de espino.
Joseph Glidden de DeKalb, Illinois, quiso patentar en 1874 otra patente de un alambre de espino mejorado. Smith le puso un pleito por vulnerar su patente pero , al final, la Corte Suprema falló a favor de Glidden ya que consideró que el proyecto de este último presentaba modificaciones y mejoras significativas resecto de la patente de Smith.
Con este novedoso invento se modificarán modos de vida, El vaquero que se dedica a trasladar su ganado en largos viajes a la búsqueda de pastos desaparecerá al ir disminuyendo los terrenos abiertos y libres. Este alambre también dará lugar al inicio de enfrentamientos entre colonos y ganaderos. Poco a poco, los ranchos con ovejas y ganado reemplazarán al campo abierto y los vaqueros se convertirán en peones de rancho.
Ha sido un invento que ha influido mucho en la vida estadounidense y en el mundo que hasta tiene un museo.
Como curiosidad comentar que rancheros y granjeros norteamericanos de finales del XIX utilizaron sus alambradas para comunicarse con sus vecinos. Como las instalaciones telefónicas de la época eran muy caras, estaban solo al alcance de ricos y eran controladas por empresas privadas aprovecharon el alambre de espino de contención del ganado para manipular las conexiones y tejer sus propias redes de comunicación vecinales. Así nació el primer chat privado de la historia.
 
———————————————————————
– Hola, ¿Qué quiere?
– Quiero patentar un invento
– Dígame
– Quiero patentar el alambre de espino
– a ver
– tome
– ¡ay! ¡uy! ¡ay!…
– ¿Qué le parece?
– ¡ay! una porquería
– ¿porque?
– ¡ay! porque pincha
– de eso se trata
– ¡uy! ¡ay! pero podría haber traído un plano y no un rollo ¡ay! ¡oy!
– es usted un quejica
– ¿a que no se lo patento?
– pero un quejica extremadamente guapo y simpático.
– … ¡ay!… bueno…. ¡ay!…. lo estudiaré… ¡ay! ¡uy!

Deja un comentario