21 de Agosto de 1888 el inventor americano William Seward Burroughs patenta la primera máquina de sumar.

Tal día como hoy (21 de Agosto) de 1888 el inventor americano William Seward Burroughs patenta la primera máquina de sumar.
      
William Seward Burroughs I nació el 28 de enero de 1857  en Rochester, Nueva York . y fue un inventor.
      
 Burroughs era hijo de un mecánico y trabajó con máquinas durante su infancia. Cuando aún era un niño pequeño, sus padres se mudaron a Auburn, Nueva York , donde él y sus hermanos fueron educados en el sistema de escuelas públicas.
      
En 1882, comenzó a trabajar como empleado en un banco. Gran parte de su trabajo consistía en largas horas revisando los libros de contabilidad en busca de errores. En este momento, Burroughs se interesó en resolver el problema de crear una máquina de sumar.
      
En el banco, había una serie de prototipos anteriores, pero en manos de usuarios inexpertos, los que existían a veces daban respuestas incorrectas y, a veces, escandalosas. 
      
 El trabajo de oficinista no estaba de acuerdo con los deseos de Burroughs, ya que tenía un amor y un talento naturales por la mecánica, y el aburrimiento y la monotonía de la vida clerical pesaban mucho sobre él. Siete años en el banco dañaron su salud y se vio obligado a dimitir.
      
A principios de la década de 1880 (1880-1882), un médico le recomendó a Burroughs que se mudara a un área con un clima más cálido y se mudó a St. Louis , Missouri , donde obtuvo un trabajo en Boyer Machine Shop.. Este nuevo entorno, que le atraía más, aceleró el desarrollo de la idea que ya tenía en mente, y las herramientas de su nuevo oficio le dieron la oportunidad de plasmar en forma tangible la primera concepción de la máquina sumadora. La precisión fue la base de su trabajo. Ningún material ordinario fue lo suficientemente bueno para su creación. Sus dibujos fueron hechos en placas de metal que no podían expandirse ni encogerse en la más pequeña fracción de pulgada. Trabajó con herramientas endurecidas, afiladas a puntas finas, y cuando golpeaba un centro o trazaba una línea, lo hacía bajo un microscopio.
        
Entonces, inventó una » máquina de calcular « (primera patente presentada en 1885) diseñada para aliviar la monotonía del trabajo de oficina. En 1890, las máquinas eran bien conocidas en la industria bancaria y su adopción se estaba extendiendo.
      
Como curiosidad comentar que Burroughs también recibió una patente para un despertador eléctrico en 1892.
       
 ————————————————————————————————
– a ver hijo
– dime padre
– hay que practicar el cálculo rápido
– vale
– tienes que responder rápido
– vale
– ¿3+6?
– ¡27!
– pero… pero… ¿pero que dices?
– 27
– pero eso es una respuesta totalmente errónea
– papa, ¿tu que querías? ¿rapidez o precisión?
– yo quería precisión y rapidez junta
– pues inventa una calculadora
¿Que te ha parecido?

Deja un comentario