14 de Enero de 1875, en Kaysersberg , nace Albert Schweitzer

Tal día como hoy (14 de Enero) de 1875, en Kaysersberg (Alsacia francés), nace Albert Schweitzer, filántropo, médico, filósofo, teólogo protestante, músico y físico
      
En 1893 estudió filosofía y teología . A partir de 1900 vicario de la iglesia de San Nicolás de Estrasburgo. Y en 1905 empezó la carrera de medicina.
     
Acabó la carrera de medicina en 1913. Ese año se fue a Lambaréné (África) donde construye un hospital a lado de una misión cristiana. En ese hospital empezará a tratar a centenares de enfermos entre los que están leprosos (a los que acogerá y, algunos, salvará) y a otros afectados por la enfermedad del sueño.
    
A partir de 1915 empieza a desarrollar su ética que plasmará en el libro «Reverence for life (Reverencia por la vida)» donde expone su visión del mundo que cree en decadencia y que solo se puede salvar o mejorar bajo la premisa de el respeto por la vida como principio más alto.
      
En la primera guerra mundial es detenido por los franceses por su descendencia alemana e internado en Francia. Tras su liberación trabaja como Médico auxiliar y asistente de vicario en Estrasburgo. Y después se dedica a dar conferencias y realiza conciertos de órgano para recaudar fondos para su hospital africano de Lambaréné.
    
En 1924 regresa a Lambaréné donde reconstruye su hospital y atiende a enfermos de toda clase y, en la segunda guerra mundial, de todos los bandos. Sigue con sus viajes dando conciertos de órgano y dando conferencias tanto de su libro «Reverence of life» como contra las ármas atómicas. 
    
En 1952 le otorgan el Premio Nóbel de la Paz por su obra filosófica y la puesta en práctica de esta en el hospital de Lambaréné. El premio es invertido en el hospital.
    
Una de sus frases más conocidas y que es base en su idea filosófica es:

«soy ser vivo y deseo vivir, en medio de seres vivos que desean vivir»

—————————————————————————————– 
– El dolor es para la humanidad un tirano más terrible que la misma muerte.
– ¿cómo?
– Los años arrugan la piel, pero renunciar al entusiasmo arruga el alma.
– ¿perdón?
– Mientras el círculo de su compasión no abarque a todos los seres vivos, el hombre no hallará la paz por sí mismo.
– Oiga, señor doctor…
– Teniendo respeto y reverencia por la vida, entramos en una relación espiritual con el mundo.
– ¡Señor doctor!
– La conciencia tranquila es un invento del diablo.
– ¡¡¡¡¡SEÑOR DOCTOR!!!!!!
– ¿eh? ¿Que?
– ¿me puede mirar el dolor de barriga?, porfavor
– ¡ay! ¡perdón! Es que me pongo a filosofar y se me va la cabeza
– pues ayudeme con mi barriga y, después, le ayudo a filosofar lo que quiera
– gracias joven
– gracias doctor
¿Que te ha parecido?

Deja un comentario