13 de Agosto de 1912 nace Salvador Luria, uno de los padres de la virología.

Tal día como hoy (13 de Agosto) de 1912 nace Salvador Luria, uno de los padres de la virología.
     
Asistió a la escuela de medicina de la Universidad de Turín estudiando con Giuseppe Levi . Allí conoció a otros dos futuros premios Nobel: Rita Levi-Montalcini Renato Dulbecco . Se graduó de la Universidad de Turín en 1935 y nunca obtuvo una maestría o un doctorado ya que no estaban contemplados por el sistema de educación superior italiano (que, por otro lado, era muy selectivo).
      
Luria llegó a la ciudad de Nueva York el 12 de septiembre de 1940. Con la ayuda del físico Enrico Fermi , a quien conocía de su época en la Universidad de Roma, Luria recibió una beca de la Fundación Rockefeller en la Universidad de Columbia . Pronto conoció a Delbrück y Hershey, y colaboraron en experimentos en el laboratorio Cold Spring Harbor y en el laboratorio de Delbrück en la Universidad de Vanderbilt .
      
Su famoso experimento con Delbrück en 1943, conocido como el experimento Luria-Delbrück , demostró estadísticamente que la herencia en bacterias debe seguir los principios darwinianos en lugar de lamarckianos y que las bacterias mutantes que ocurren al azar aún pueden otorgar resistencia viral sin que el virus esté presente. La idea de que la selección natural afecta a las bacterias tiene profundas consecuencias, por ejemplo, explica cómo las bacterias desarrollan resistencia a los antibióticos .
      
Luria ganó el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1969, con Max Delbrück y Alfred Hershey , por sus descubrimientos sobre el mecanismo de replicación y la estructura genética de los virus.
     
Como curiosidad comentar que nació como Salvatore Edoardo Luria y cambió su nombre en EEUU a Salvador Edward Luria.
     
 —————————————————————————————–
– Hola, ¿El Doctor Luria?
– No sé
– ¿Cómo que no sabe?
– ¿Que desea?
– ¿Es usted el Doctor Luria?
– Según para quien
– ¿Cómo?
– ¿Le debo algo?
– no
– Bien, ¿me ha dejado dinero alguna vez?
– no
– muy bien, ¿esta usted enfadado con el Doctor Luria?
– no
– perfecto, ¿es usted un sadico asesino?
– no
– genial, entonces el Doctor Luria soy yo
– ah… que bien…
– ¿Que quería?
– Quería informarle que le quieren dar un premio Nobel
– ¡Ah! ¿Gratis?
– si
– ¡Ah! … ¡Bien!… ¡Bravo!… ¡Gracias!
¿Que te ha parecido?

Deja un comentario