1 de Mayo de 1852 nacía en Petilla de Aragón, Navarra, Santiago Ramón y Cajal , médico y científico.

Tal día como hoy (1 de Mayo) de 1852 nacía en Petilla de Aragón, Navarra, Santiago Ramón y Cajal , médico y científico.
      
Santiago Ramón y Cajal cursó la carrera de Medicina en Zaragoza, a donde toda su familia se trasladó en 1870. Tras licenciarse fue llamado a filas y sirvió 3 años cómo médico en la primera guerra por la independencia de Cuba. 
     
Parte de los ahorros de su estancia en Cuba fueron las bases financieras que le permitieron a Cajal adquirir el microscopio, un microtomo, reactivos químicos y colorantes con que a su regreso habilitó un modesto laboratorio en el que iniciaría las investigaciones histológicas.
  
El año 1875 inició de su doctorado (que finalizó en 1877) y fue el inicio también su vocación científica. En 1876, una plaza de ayudante de guardias y llevaba también los enfermos privados de cirugía de su padre, en el Hospital Nuestra Señora de Gracia de Zaragoza.
    
En 1887, se trasladó a Barcelona para ocupar la cátedra de Histología creada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona.
     
Fue en 1888, definido por el propio Cajal como su «año cumbre», cuando descubrió los mecanismos que gobiernan la morfología (disciplina encargada del estudio de la estructura de un organismo) y los procesos conectivos de las células nerviosas de la materia gris del sistema nervioso cerebroespinal.
     
Gracias a los detallados exámenes histológicos de Ramón y Cajal se descubrió la hendidura sináptica, un espacio de entre 20 y 40 nanómetros que separa las neuronas; este espacio sugería la comunicación mediante mensajeros químicos que atravesaban la hendidura y permitían la comunicación entre las neuronas.
     
Propuso la existencia de las espinas dendríticas, una pequeña protuberancia en la membrana del árbol dendrítico de ciertas neuronas donde, típicamente, se produce la sinapsis con un botón axonal de otra neurona, y en ocasiones contactan varios axones.
     
Después de crear excelentes descripciones de las estructuras neuronales y su conectividad, y proporcionar descripciones detalladas de los tipos de células, descubrió un nuevo tipo de célula, la célula intersticial de Cajal (ICC). 
     
Sus trabajos y aportaciones a la neurociencia —difundidos en Europa por su amigo el anatomista suizo Rudolph Albert von Kölliker— fueron reconocidos en 1906 con la concesión del Premio Nobel en Fisiología o Medicina, galardón que compartió con el investigador italiano Camillo Golgi, cuyo método de tinción (aplicado a la investigación con microscopio) aplicó Ramón y Cajal durante años, pero con cuyas tesis, curiosamente, no estaba ni estuvo nunca de acuerdo.

 

Es frecuentemente citado como padre de la neurociencia.

     
Una de sus frases mas conocidas fue:
«Unas veces nos amamos porque nos conocemos, y otras, acaso las más, nos amamos porque nos ignoramos».
   
 —————————————————————————————-
 
– ¿Dónde está Cajal?
– allí
– ¿donde?
– allí
– no lo veo
– pues está delante de tus narices
– ¿se ha vuelto invisible?
– ¿¡pero que dices!? ¡Aquí esta la caja!
– ¿¡pero que caja!?
– ¿no querias una caja?
– ¡no! Quiero saber donde está Cajal, Santiago Ramón y Cajal
– ¡Ah! ¡Ese Cajal!
– ¡si! ¡Ese Cajal! ¡Por Dios!
– pues está en el lavabo, ahora vendrá
¿Que te ha parecido?

Deja un comentario